Panamá Nacionales - 

Debate presidencial: Campaña de Carrizo exige cumplir con fechas establecidas

La posición de la campaña de José Gabriel Carrizo surge ante el cambio de reprogramación del primer debate presidencial anunciado por el Tribunal Electoral.

Noemí Ruíz
Por Noemí Ruíz

La campaña del candidato presidencial José Gabriel Carrizo, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), ha expresado su preocupación y descontento por el cambio de fecha anunciado para el primer debate presidencial anunciado por Tribunal Electoral durante la mañana de este domingo 18 de febrero del 2024.

La campaña de Carrizo cuestiona el cambio de fecha del primer debate presidencial, argumentando que esto afecta los principios fundamentales de justicia, equidad y transparencia en los procesos electorales. Enfatizan que las reglas del debate comunicadas previamente enfatizaban que el espacio quedaría vacío si el candidato presidencial no asistía.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/TReporta/status/1759294128276254996?t=XZplUfRAsVZT2v_N7Ql-oQ&s=19&partner=&hide_thread=false

Reprogramación de debates presidenciales es rechazado por Carrizo

El Tribunal Electoral anunció la reprogramación de los tres debates presidenciales, indicando que las nuevas fechas serán consultadas con los anfitriones y productores de cada evento. Sin embargo, la campaña de José Gabriel Carrizo insiste en la importancia de respetar el calendario originalmente acordado y expresan su preocupación por cualquier cambio que pueda afectar la equidad y transparencia del proceso electoral.

La postura de la campaña de José Gabriel Carrizo refleja su compromiso con la integridad del proceso electoral y su firme convicción de que el respeto a las fechas acordadas para los debates presidenciales es fundamental para garantizar la equidad y transparencia en el proceso democrático.

El Tribunal Electoral deberá considerar estas preocupaciones al tomar decisiones relacionadas con la reprogramación de los debates presidenciales, asegurando así la confianza y participación de todos los actores involucrados en el proceso electoral.