TRABAJO Salud y Bienestar -  6 de julio 2015 - 05:00hs

¿Cómo lidiar con idiotas en el trabajo? La ciencia da algunos tips

Todos, en algún momento de la vida, hemos trabajado con alguien difícil de lidiar. Son jefes mandones, compañeros desagradables y gente malhumorada. Convivir con personas así no es tarea fácil. Con frecuencia tenemos que respirar y meditar las palabras. Y cuando esos tratamientos se convierten en rutina, acabamos teniendo un mal desempeño.

Y esa conclusión, que parece obvia, también fue comprobada por la ciencia. Un estudio desarrollado por la Gretchen Spreitzer, profesora de Negocios de la Universidad de Michigan, ha demostrado que el relación con personas negativas frena el crecimiento profesional y perjudica el desempeño laboral. Pero, los problemas no paran por allí. Relacionarse con personas idiotas (tonto, corto de entendimiento) puede traer consecuencias muy serias para la vida de una persona.

Les explico: los investigadores hicieron dos estudios en dos empresas distintas. En la primera empresa pidieron a los empleados que evaluaran la relación que tenían con los demás funcionarios. Los resultados apuntaron que, cuánto más las personas tenían que interactuar con gente desmotivadora, menos conseguían desempeñar con éxito sus funciones.

El segundo estudio, llevado a cabo con funcionarios de otra empresa, llegó a las mismas conclusiones pero, con una pequeña diferencia: los empleados también tuvieron que responder una encuesta sobre cuánto creían estar prosperando en la carrera. Los resultados demostraron que los que tenían esperanzas de crecimiento financiero y profesional, salieron mejor en sus evaluaciones de desempeño, aunque tenían que trabajar todos los días al lado de gente estúpida (necia, falta de inteligencia).

O sea, la prosperidad ayuda a mitigar los efectos negativos de las personas idiotas.

Ok, ok. Después de leer todo esto, yo no puedo dejarlos sin dar mis sugerencias sobre cómo soportar a este tipo de personas en el trabajo. Pero, antes de todo, debemos reflexionar: ¿también somos idiotas? ¿Estás acosando a tus jefes y compañeros por algo que puedes ser fácilmente condenado?

Para verificar si encajas o no a esta categoría (o comprobar que tu jefe es un verdadero imbécil) responda a la siguiente encuesta:

ENCUESTA DEL REY DE LA OFICINA (EL JEFE)

 Embed      

1. Cuándo recibo ordenes de reducción de personal…

a) Aprovecho para vengarme de aquel vago que no me cae bien

b) Corto a las personas menos productivas

c) Mantengo a los funcionarios más guapos y dejo ir a los feos

d) Todas las anteriores

2. La empresa necesita reducir costos…

a) Reduzco el salario de mi secretaria

b) Obligo a mis funcionarios a comprar su propio material de trabajo

c) Cancelo la fiesta de fin de año

d) Todas las anteriores.

3) Cuando la empresa va bien financieramente yo…

a) Me quedo callado y aumento mi propio salario

b) Aumento el salario de mis mejores funcionarios

c) Remodelo mi oficina

d) Todas las respuestas anteriores

4) Cuando necesito aumentar la producción de mis funcionarios yo…

a) Amenazo con despedir a todos los funcionarios del departamento

b) Comienzo a gritar como loco

c) Converso con mis funcionarios y solicito un cambio de actitud

d) No hago nada.

ENCUESTA DE LA PLEBE (SÍ, TU MISMO)

 Embed      

1. ¿Qué haces cuándo algo sale mal en una tarea?

a) Culpo automáticamente a otra persona

b) Abandono el trabajo

c) Me compro una pizza y me deprimo

d) Busco alternativas para solucionar el problema

2. ¿Cuánto tiempo te quedas en la oficina?

a) Soy el primero en llegar y el último en salir

b) No mucho. Llego siempre atrasado y soy el primero a irme de la oficina

c) Cumplo con todos mis horarios.

d) El tiempo que necesite

3. ¿Cuáles son tus principales excusas para faltar al trabajo?

a) Invento que estoy enfermo. Pero, en realidad, paso el día en la playa

b) Se me murió algún pariente (ya maté a toda mi familia)

c) Llamo y explico que tengo pereza.

d) No tengo excusas. Cuando llego a faltar es porque realmente lo necesito.

4. ¿Cuándo un compañero presenta una idea para un nuevo proyecto...

a) Lo bajo de esa nube

b) Aunque la idea es buena, la desapruebo.

c) Le pongo obstáculos.

d) Lo apoyo y le ayudo a ejecutar todas las buenas ideas

Creo que no necesito continuar. Si la mayoría de tus respuestas fue la opción A, siento decirle: eres un verdadero idiota o trabajas con uno. Pero, no dejes que eso te deprima. De hecho la estupidez no es una enfermedad.

¿Cómo debo lidiar si soy un colaborador?

Evita

Si eres un empleado, lo mejor que puedes hacer es limitar las interacciones con las personas negativas. Cuanto menos tengas que hablar con ella, mejor.

Paciencia

Es muy importante ejercitar la paciencia, ya que cambiar de empleo no siempre es la solución más fácil. Normalmente las personas difíciles son amargadas y necesitan de alguien para ahogar sus sentimientos malos. La solución es no entrar en el juego de la persona. Pero, eso no significa que debes ser indiferente. Eso puede empeorar la situación.

Comprenda

Yo siempre intento comprender a la persona. Tal vez sea alguien sufrido, que no tiene que hacer y por eso siente la necesidad de pisar en los otros. Ella sólo quiere llamar la atención.

Espejo

Nunca juzgues a nadie sin antes mirarse en el espejo. ¿También eres una persona difícil? Intente conocerse mejor y comprender porque las cosas no están saliendo como el esperado.

Apoyo

Si percibes que las cosas no están mejorando, busque una ayuda externa. Conversar con el superior o con el Recursos Humanos de la empresa. En algunos casos, creo que es interesante una terapia en grupo. Si la situación persiste, adorne su hoja de vida y comience a buscar otro empleo.

¿Cómo debo lidiar si soy un jefe?

Actúa lo más pronto posible

Todos, alguna vez en la vida, nos topamos con colaboradores problemáticos. Entonces, en estos casos, es importante hacer un diagnóstico rápido. Casi siempre necesitarás actuar de forma inmediata para neutralizar la situación peligrosa. Sin embargo, no se deje llevar por las emociones, pero piense antes de tomar decisiones drásticas.

Investiga

Aborda siempre el asunto con calma y lejos de los otros. Yo creo que lo correcto es siempre corregir en secreto y elogiar en público. Describas las conductas que no te agrada en ese funcionario y le explique los motivos.

Chances

Todas las personas del mundo tienen derecho a una segunda y a una tercera chance. Pero, si la persona insiste en la cuarta y no intenta mejorar la situación, la medida es cortarla del equipo.