Trucos para mantener la concentración en el trabajo

Kelybeth Rodríguez V.

Mientras trabajamos en la oficina, son muchas las veces que nos distraemos por cualquier cosa o perdemos tiempo haciendo tareas que no son productivas. Uno de los mayores enemigos de la productividad es la falta de concentración. Las constantes y a menudo ineficientes reuniones, los compañeros que interrumpen mientras laboramos, las llamadas de teléfono y las distracciones de todo tipo disminuyen nuestro rendimiento y hacen que malgastemos una gran cantidad de tiempo y energía, no sólo en el trabajo sino en cualquier actividad que realicemos.

Para dejar de perder el tiempo y estar 100% concentrados en nuestro trabajo, te presentamos algunos consejos para mantener la concentración en la oficina:

Publicidad

- Define tus objetivos de cada día:

Es mucho más fácil concentrarse en las tareas cuando se tiene en mente el por qué de cada cosa. Para ello, podemos hacer uso de listas o tener apuntado en una agenda o cuaderno todo lo que debemos hacer. Utilizar un método organizativo es altamente recomendado.

- Divide cada actividad en pequeñas tareas:

Tener un plan de acción te ayudará a empezar y completar cada tarea. Además, saber en todo momento cómo vas con respecto a tu plan te motivará para continuar concentrado.

- Descubre cuáles son tus momentos:

Normalmente, se tiene un nivel alto de energía y concentración al principio del día, y luego éste va disminuyendo. Pero no todos funcionamos igual. Si además trabajas en casa, tus circunstancias pueden ser muy diferentes. Descubre cómo funcionas y establece tus rutinas conforme a ello. Deja las tareas repetitivas para los momentos de menor energía.

- Elimina las distracciones:

Silencia el móvil, cierra el correo electrónico y las redes sociales. Si trabajas con un ordenador, cierra todas las aplicaciones que no necesitas y trabaja a pantalla completa para no distraerte.

- Tener buenos elementos de trabajo:

Debemos sentirnos cómodos en la oficina. Para ello, tenemos que utilizar las mejores herramientas y accesorios como el buen acceso a Internet en nuestro ordenador, una mesa espaciosa, una silla cómoda y objetos de papelería útiles (post it, portafolios, páginas, bolígrafos, etc.).

- Organiza tus descansos:

Si una tarea lleva mucho tiempo, descansa de vez en cuando y recarga las pilas. Si trabajas sentado, aprovecha ese tiempo para andar y moverte.

- Come de forma equilibrada:

Además de ser bueno para tu salud, comer las cantidades necesarias y suficientes te ayudarán a ser más productivo. Cuando tienes hambre es realmente difícil estar concentrado en algo y si comes demasiado te entrará sueño. La cafeína y el azúcar pueden ayudar (en cantidades moderadas, claro).

- Duerme lo necesario:

Además de repercutir negativamente en la salud, la falta de descanso afecta a nuestra claridad de pensar y, por lo tanto, a la productividad.

- Regálate una recompensa:

Cada vez que logres uno de tus objetivos, dedica un tiempo a hacer cosas que te gusten, lee las noticias o tus blogs favoritos, juega a algo o vete a hablar con alguien.

- Escuchar música:

Algunas personas nos concentramos mejor si estamos escuchando música de fondo. Así no oímos el ruido de la oficina, sino nuestras canciones o mejor, canciones que no conocemos ya que si son conocidas, es muy probable que terminemos cantando y nos distraigamos.

- Auto-animarnos:

Con el fin de trabajar a gusto, estar contento e ir feliz al trabajo, debemos ponernos metas y cada vez que las consigamos animarnos, o simplemente si tenemos un día malo, debemos intentar decirnos internamente “vamos que tú puedes” y hacer frente a las adversidades. ‫‫

Publicidad