Los riesgos en el abuso de opioides en China posiblemente estén creciendo a medida que las empresas buscan en el extranjero compensar la demanda en Estados Unidos

AP

China tiene una de las regulaciones más estrictas en el mundo en el tema de opioides, pero el OxyContin y otras sustancias para aliviar el dolor se venden ilegalmente en internet, incluso en plataformas de empresas gigantes de tecnología como Alibaba, Tencent y Baidu, según una investigación de The Associated Press.

Estos mercados negros abastecen a consumidores de opioides en China, quien se han vuelto adictos a partir de una receta médica. El gobierno admite que la escala de abuso de analgésicos todavía se entiende poco.

Publicidad

De acuerdo con las cifras públicas más recientes, en 2016 se reportaron solo 11.132 casos de abuso de medicamentos, pero el reportar la adicción es voluntaria y las cifras se obtienen de pequeñas muestras de algunas instituciones, como agencias del orden, centros de rehabilitación y algunos hospitales. En el reporte de 2016, el regulador de medicamentos de China dijo que por el momento "no podía confirmarse el abuso de sustancias médicas en la población".

Wu Yi, un cantante de 32 años, se volvió adicto al OxyContin después de sobrevivir al cáncer. Su médico le aseguró que no causaba adicción y que podía consumir todo el que quisiera. Como Wu nunca creyó tener un problema de abuso de sustancias, es improbable que aparezca en las estadísticas del gobierno.

A pesar de los reducidos números oficiales, en septiembre el gobierno chino decidió retirar de las farmacias una combinación de opioides, entre ellas las píldoras Tylox que fabrica SpecGx, subsidiaria de la farmacéutica Mallinckrodt.

Los riesgos en el abuso de opioides en China posiblemente estén creciendo a medida que las empresas buscan en el extranjero compensar la demanda en Estados Unidos.

Mundipharma, filial de Purdue Pharma en China, asegura que cumple con todos los protocolos médicos y regulaciones médicas.

Redes sociales como Facebook y Twitter también han batallado para frenar la venta ilegal de estas sustancias. Mientras las muertes por sobredosis superaron las 400.000 en Estados Unidos, las redes de comercio en internet _muchas de las cuales encentran en China los químicos necesarios_ facilitaron la compra de fármacos en el mercado negro.

Pero a pesar de la estricta vigilancia de China a la actividad online, la AP halló mercados negros de OxyContin y otros analgésicos en el internet abierto.

Una revisión de AP a las principales plataformas de comercio electrónico y redes sociales de China identificó a 13 vendedores de analgésicos. Es común que los comerciantes utilicen una plataforma para atraer clientes y otra para vender. Ocho de ellos usaban la popular aplicación WeChat de Tencent.

"Estamos vigilantes a partes sin escrúpulos que sin autorización realizan actividades ilegales a través de nuestras plataformas y servicios que incluyen QQ y WeChat", dijo Tencent en un comunicado donde también invita a los usuarios a reportar actividades ilegales.

Además de los vendedores activos, la AP identificó que el foro virtual Tianya tiene decenas de avisos de personas que venden o buscan OxyContin. Tianya no comentó al respecto cuando se le preguntó.

Para no ser detectados, los vendedores usan nombres parciales o jerga y suben fotos de cosas como calcetines, un cactus o lámparas. Los mensajes con frecuencia desaparecen después.

Publicidad