ESPAÑA Famosos -  4 de diciembre 2019 - 13:46hs

Cayetano Rivera regresa a España para defender su "honor" ante las acusaciones de infidelidad

El torero ha sido abordado por los periodistas a su llegada al aeropuerto y ha insistido en que no se quedará "de brazos cruzados" ante las informaciones que apuntaban a una supuesta infidelidad por su parte

Aunque el pasado lunes ya emitió un comunicado para dejar bien claro que emprenderá acciones legales contra los programas de televisión y demás medios de comunicación que, días atrás, sugerían que podría haberle sido infiel a su esposa, la presentadora Eva González, en base a unas fotografías que ni siquiera han llegado a ver la luz, este miércoles el torero Cayetano Rivera no ha dudado en retomar tan espinoso tema a su llegada al aeropuerto de Madrid Barajas.

El hermano del también diestro Francisco Rivera, padre de un niño de poco más de un año junto a la antigua Miss España, no ha dudado en atender brevemente a los periodistas sin disimular en ningún momento su enfado e indignación que se han dado cita en la terminal a pesar del cansancio derivado de su largo viaje desde Perú.

Además de incidir en el daño que estas elucubraciones han hecho a su "honor", a sus "derechos fundamentales" y, por supuesto, a toda su familia, Cayetano ha revelado que sus abogados ya están preparando las demandas que interpondrá contra todos y cada uno de los responsables de estas acusaciones que él califica de meras injurias.

"Si se creen que la justicia es tonta y no sabe que estas especulaciones atentan contra mi honor, mi intimidad y mis derechos fundamentales, es que tienen un concepto de la justicia muy diferente al que tengo yo. Voy a demandar a todo aquel que tenga una responsabilidad en este tema. Son especulaciones que hacen daño a mi familia y a mí", ha asegurado con contundencia ante los micrófonos.

Al ser cuestionado por la reacción concreta de Eva a las conjeturas y teorías que no han dejado de circular desde la semana pasada en diversos espacios del grupo Mediaset, la gravedad que ya de por sí lucía el torero en su rostro se ha acentuado, así como la determinación con la que se ha expresado en relación con un ejercicio de difamación que no piensa tolerar ni ahora ni en el futuro.

"Pues como entenderéis, esto no es agradable para nadie. Es muy doloroso para mis seres queridos, así que ya está todo en manos de mis abogados. No me pienso quedar con los brazos cruzados, pero ni ahora ni nunca, así que ya solo queda esperar a que la justicia siga su curso", ha añadido antes de entrar en su vehículo para regresar a su casa tras una semana en el otro lado del Atlántico.

FUENTE: Showbiz