Shakira denuncia la "crueldad inimaginable" de leyes de inmigración de EEUU

EFE

La cantante Shakira denunció este viernes en una contundente carta publicada en la revista Time la "crueldad inimaginable" de las políticas de inmigración de EE.UU. con las que en los últimos años se han separado a más de 2.500 familias en las fronteras y que han llevado a que, en la actualidad, 545 niños sigan sin haberse reunido con sus padres.

"En 'la tierra de la libertad' hay 545 niños atrapados en tierra de nadie, en riesgo de crecer sin un padre ni una madre, 545 niños que tienen que irse a dormir sin nadie que les asegure que no están en peligro, 545 niños que no pueden abrazar, reír o tener algún contacto con las personas a las que más quieren", señaló la colombiana en el texto.

Publicidad

La responsable de "Ciega, Sordomuda" hizo referencia así a los 545 niños que, según admitió la semana pasada un tribunal federal estadounidense, no han podido ser reunificados con sus padres tras ser separados a la fuerza por las autoridades del país entre 2017 y 2018 por ser indocumentados.

Recordó, además, que EE.UU. es un país construido con los esfuerzos de los inmigrantes, y que dice ser gran defensor de los valores familiares, por lo que se preguntó entonces cómo pueden tener "políticas de inmigración de una crueldad inimaginable".

"¿Qué razón puede justificar separar a niños de sus familias, sin ninguna intención de reunirles jamás, cuando EE.UU. se ha enorgullecido de ser una luz de esperanza para los que vienen de lugares en los que sus necesidades básicas y su seguridad no están garantizados?", subrayó.

Shakira, que tiene su propia fundación "Pies Descalzos", que apoya a los menores en comunidades desfavorecidas y que es embajadora de Unicef, recordó que se estima que de estos 545 niños, 60 de ellos tenían menos de 5 años cuando se les separó de sus padres, y señaló que su hijo menor tiene ahora esa edad.

"Pienso en cómo me llama llorando cuando se daña las rodillas y el dolor que siento si no estoy ahí para consolarle", dijo la estrella musical en referencia a Sasha Piqué, el segundo hijo que ha tenido con su marido, el jugador de fútbol Gerard Piqué.

"¿Quién contesta a los lloros de los niños que se han quedado sin padres? No puedo imaginar el dolor que sentiría si no supiera dónde está mi hijo y si está seguro, o el temor que deben sentir estos niños y el daño emocional que se les causa", insistió.

Admitió, por otra parte, que no es ciudadana estadounidense y que su texto puede considerarse como una intromisión en los asuntos internos del país, pero señaló que "las decisión de EE.UU. nos afectan a todos, y aun más cuando las vidas de nuestros hijos están en riesgo. (...) Este no es el momento de permanecer en silencio".

Shakira también recordó que es la hija de un neoyorquino de padres que emigraron a EE.UU. desde Líbano y que, gracias a su llegada a territorio estadounidense, pudieron construir unos "sólidos cimientos" para finalmente poder trasladarse a Colombia, donde nació y creció la cantante.

Publicidad