FÚTBOL Fútbol -  10 de septiembre 2014 - 13:14hs

Seleçao con destellos del estilo Dunga pese a triste victoria

Brasil "hizo lo mínimo" en una "victoria ensayada" ante Ecuador en el segundo amistoso de la nueva era con el técnico Dunga, que comenzó a imponer su estilo, aunque sin dejar de depender del astro Neymar, indicó la prensa local este miércoles.

Dunga asumió las riendas del equipo nacional para conducir el proceso de reconstrucción luego del estruendoso fracaso en el Mundial que Brasil organizó este año.

Y el estilo de Dunga, que ya entrenó el equipo entre 2006 y 2010, comenzó a hacerse evidente en las dos primeras victorias (ambas por 1-0) de esta nueva etapa, en la que no recibió goles y no cometió mayores errores.

"Capítulo 1 de la era Dunga: buena impresión", escribió el diario deportivo Lance. "Hay mucho que hacer, pero el entrenamiento fuerte y eficaz, una base formada y el engranaje del equipo animan" , siguió.

Aún así, en el juego del martes, Brasil "hizo lo mínimo", según destacó el diario O Dia, mientras que para Lance fue "un partido sin brillo" en el que la selección venció "a la moda antigua".

"Victoria ensayada", tituló el diario O Globo sobre el partido contra Ecuador, al considerar que Brasil jugó mejor frente a Colombia.

El gol del partido fue una jugada ensayada de Oscar de tiro libre para Neymar, que a su vez habilitó por encima de la defensa a Willian para que éste definiese con tiro bajo y cruzado ante la salida de Domínguez.

"Brasil mostró de nuevo que depende mucho de Neymar, el pase a gol fue de él", escribió Lance.

Aunque el atacante mostró su mortalidad al fallar, solo debajo del arco, un remate que terminó en el travesaño. Responsabilizó de ello a la terrible calidad del gramado.

Folha de Sao Paulo consideró que el equipo "no jugó bien técnicamente", especialmente en la primera mitad, con "muchos pases desviados".

Dunga alineó a cinco sobrevivientes del equipo arrollado por Alemania 7-1 en el Mundial, en un intento por renovar el equipo.

Sobre los nuevos rostros con los defensores Marquinhos y Gil, así como el atacante Ricardo Goulart, Dunga dijo que "no vio puntos negativos" y que todos "sacaron el mayor provecho a sus oportunidades".

El próximo amistoso de Brasil es frente a su archirrival Argentina, el 11 de octubre en Pekín.

En esta nota: