Mogadiscio Internacionales -  12 de septiembre 2012 - 15:09hs

ONU condena ataque contra nuevo presidente de Somalia

Mogadiscio (EFE). El representante especial de la ONU para Somalia, Augustine P. Mahiga, condenó el ataque contra un hotel de Mogadiscio en el que se encontraba el nuevo presidente somalí, Hassan Sheikh Mohamud, que causó al menos cuatro muertos.

"Este atroz ataque se produce sólo dos días después de una votación que marca un hito, en la que el Parlamento somalí eligió de forma abrumadora y transparente a Hassan Sheikh Mohamud como presidente, lo que dio a Somalia una renovada esperanza para un futuro mejor", dijo Mahiga en un comunicado emitido en Mogadiscio.

El incidente, que se atribuyó la milicia radical islámica Al Shabab, se produjo cuando tres suicidas vestidos de uniforme intentaron entrar en el Hotel Jazeera, donde Mohamud daba una rueda de prensa junto al ministro keniano de Exteriores, Samuel Ongeri.

Sin embargo, los guardas de seguridad dispararon contra dos de ellos y acabaron con sus vidas, mientras que el tercero se inmoló.

Según la nota de la ONU, un soldado de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) resultó muerto y otros tres heridos.

"Me siento aliviado de que el presidente y el ministro keniano de Exteriores salieran ilesos, y muy triste por la deplorable pérdida de vidas", subrayó Mahiga.

El representante de las ONU agregó que "Somalia ha logrado un avance tremendo en los últimos meses", y que los intentos de "empujar al país al caos y la violencia no impedirán la determinación del pueblo somalí de avanzar".

El suceso ocurrió un día después de que Al Shabab divulgara un comunicado en el que consideraba la elección del presidente una maniobra de Occidente que no defiende los intereses de Somalia.

Mohamud fue elegido presidente el pasado lunes por el nuevo Parlamento somalí, en un acto que sirvió para cerrar la transición política en Somalia, iniciada en 2004 y respaldada por la ONU.

A pesar de que el proceso político de transición se ha dado por concluido, Somalia está aún inmersa en una guerra entre tropas de AMISOM, el Ejército somalí y otras fuerzas aliadas, y Al Shabab, que trata de instaurar un Estado musulmán de corte wahabí en el país.

Somalia vive en un estado de guerra civil y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.

En esta nota: