BEIJING Internacionales -  25 de octubre 2012 - 08:48hs

China levanta moratoria tras desastre en Fukushima

BEIJING (AP). China ha decidido aprobar la construcción de nuevas plantas de energía atómica dentro de sus planes para reducir su dependencia del petróleo y el carbón, medida que pone fin a la moratoria que había impuesto para revisar la seguridad de sus centrales tras el desastre nuclear de 2011 en Fukushima, Japón.

Con este anunció que hizo el miércoles el gobierno de Beijing de que la energía nuclear es segura para China, la postura de esta nación contrasta con la de algunos países desarrollados como Alemania, que decidió acelerar el cierre gradual de sus plantas nucleares por lo sucedido en Fukushima.

Japón, por su parte, tiene planes para concluir en 2040 el cierre gradual de sus centrales nucleares.

China es el mayor consumidor de energía en el mundo y la construcción de nuevos reactores figura como un elemento crucial en los planes de Beijing para reducir su demanda de combustibles fósiles.

El gobierno comunista promueve firmemente alternativas al consumo de carbón y petróleo para reducir la contaminación y su dependencia de las importaciones de crudo, a las que considera un peligro para su seguridad nacional. Sin embargo, se prevé que el carbón continuará durante décadas como la principal fuente de energía del país.

El gobierno expresó el miércoles confianza en que para 2015 el 30% de la generación de electricidad en China provenga del sol, el viento y otras fuentes renovables, así como de la energía nuclear. Esa proporción es más ambiciosa que la meta previa de 15% aunada a 5% de energía atómica para 2020.

El gabinete aprobó el miércoles los planes sobre seguridad y desarrollo de la energía nuclear en los que prevé la "continua" construcción de centrales atómicas.

Sólo se construirá un número reducido de plantas y exclusivamente en zonas costeras, según el anuncio del gabinete. Las centrales se ajustarán a las más estrictas normas de seguridad, agregó.

Las autoridades no fijaron fecha para reanudar la construcción de centrales atómicas.

China había suspendido la autorización a la construcción de plantas nucleares tras al desastre nuclear de Fukushima, el peor desde la catástrofe de Chernobil ocurrida en 1986. El 11 de marzo de 2011, un tsunami causado por un potente sismo causó daños a los sistemas de enfriamiento y respaldo de energía en la central de Fukushima, donde algunos reactores se fusionaron parcialmente.

FUENTE: Agencia AP