WASHINGTON Internacionales -  4 de febrero 2014 - 20:34hs

EEUU: Armada indaga supuestas trampas en exámenes

La Armada investiga a 30 o más de sus elementos de alto rango por posibles engaños en los exámenes escritos diseñados para calificarlos como instructores en una escuela que entrena a los marinos más jóvenes para operar reactores nucleares navales, dijeron las autoridades el martes.

Los reactores en Charleston, Carolina del Sur, son del tipo que se usan en sistemas de propulsión para submarinos y portaviones de la Armada.

Las supuestas faltas no están relacionadas con las armas nucleares de la Armada a bordo de submarinos Trident, de acuerdo con el almirante John Richardson, el director del programa de propulsión nuclear de la Armada. Dijo que el asunto salió a la luz el lunes, cuando un marino alistado en las instalaciones de entrenamiento de Charleston informó sobre el engaño a las autoridades superiores. Richardson dijo que el marino no identificado "reconoció que esto estaba mal" y optó por reportarlo.

Presionado para decir cuántos marinos se vieron implicados en la pesquisa del Servicio Naval de Investigación Penal, Richardson dijo que una "cifra aproximada" estaba entre 12 y 20. Pero poco tiempo después, otro oficial de la Armada dijo que el número era de aproximadamente 30, aunque podría variar a medida que avance la investigación. El funcionario habló bajo condición de guardar el anonimato porque no estaba autorizado a discutir públicamente ningún detalle más allá de lo que Richardson y el máximo oficial de la Armada, el almirante Jonathan Greenert, revelaron en una conferencia de prensa en el Pentágono.

Greenert, el jefe de operaciones navales, dijo que estaba molesto al enterarse de la falta disciplinaria en Charleston.

"Decir que estoy decepcionado sería un eufemismo", dijo Greenert. "Esperamos más de nuestros marinos, especialmente de los de alto rango".

Ni Greenert ni Richardson identificaron el rango de los presuntos tramposos pero los describieron como miembros alistados de alto rango. Hay unos 150 instructores en las instalaciones de Charleston.

Richardson dijo que los exámenes en los que los marinos supuestamente hicieron trampa incluyen información confidencial. Señaló que no podía discutir posibles acciones disciplinarias contra los implicados, ya que la investigación estaba en curso. Sin embargo, dijo que cualquier persona en el programa de energía nuclear naval —ya sea en un entorno de formación o a bordo de un buque en el mar— que sea sorprendido haciendo trampa normalmente es retirado del programa y "por lo general" sería expulsado de la Armada.

La decisión de que Greenert y Richardson anunciaran públicamente la investigación sobre las trampas fue una señal de la seriedad con que la Armada toma el asunto. El supuesto engaño no involucró armas nucleares navales y por lo tanto no es directamente comparable a la investigación de la Fuerza Aérea sobre la presunta trampa de agentes que operan misiles nucleares terrestres.

En esta nota: