Hijos de las prisioneras en Guatemala se encuentran en riesgo a ser reclutados.

AFP

Los hijos de las prisioneras en Guatemala se encuentran en riesgo a ser reclutados por el crimen debido a deficiencias en la atención integral a los menores, según un estudio divulgado este miércoles por grupos sociales y la ONU.

"Estamos hablando de niños y niñas que viven dentro de los centros (penitenciarios) o fuera, que son la mayoría y sufren discriminación y estigmatización (...). Por tanto, son vulnerables a caer en las redes delictivas", explicó a la AFP Sandra Morán, activista del Colectivo Artesana.

Publicidad

El estudio, denominado "Jazmín, en memoria de una niña a quien el Estado le falló", abarcó el 52% de los 2.136 hijos de 915 mujeres privadas de libertad.

El informe está dedicado a una menor de 15 años asesinada en 2013, quien luego de la detención de su madre se involucró en un grupo delictivo para cobrar extorsiones.

Publicidad

"Como a muchos, a Jazmín el Estado le falló porque no tuvo las oportunidades de desarrollo y educación (...). Alcanzó a cursar quinto primaria pero no logró sobrellevar la separación de su mamá", detalla.

En total fueron evaluados 1.003 niños que viven fuera del centro de detención, 80 de 499 infantes (de 0 a 4 años) con su madres en la prisión y 24 en resguardo por instituciones del Estado.

El estudio reveló que un 34% de los menores recibe tratos discriminatorios en los centros educativos debido a la situación de sus madres y el 77% "están fuera de las posibilidades de visitar a sus mamás".

Otros datos destacados fueron que el 15% de los menores estuvo presente durante la detención de sus madres y solo el 33% está cerca del centro carcelario donde se encuentra recluida; 108 niños también tienen a su padre privado de libertad.

El representante en Guatemala del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Christian Skoog, indicó a la AFP que recomendaron a las autoridades mejorar los espacios dentro de los penales para los niños que viven con sus madres y prestar atención a los menores en el exterior.

De acuerdo con cifras de la Fiscalía General de Guatemala, durante 2013 unos 7.518 niños estuvieron involucrados en asesinatos, secuestros, extorsiones o violaciones, entre otros delitos.

Además, al menos 881 menores fueron condenados por diferentes crímenes entre 2012 y 2013, según la institución.

Para mejorar las condiciones de los menores que pueden permanecer con sus madres en las cárceles, las autoridades trabajan en una política integral para el sector, explicó a la AFP el director del Sistema Penitenciario, Edgar Camargo.

Los lineamientos serán entregados en junio próximo al ministerio del Interior para su aprobación, detalló el funcionario.

En la actualidad 1.547 mujeres se encuentran prisioneras en diferentes cárceles por delitos de asesinato, asociación ilícita, extorsión, robo agravado, tenencia de droga y portación ilegal de armas de fuego.

Publicidad

Publicidad