VENEZUELA Internacionales - 

Entes estatales venezolanos aún no han entrado en nuevo mecanismo de cambio

El presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, confirmó que hasta hoy ninguna instancia estatal ha comprado o vendido divisas en el sistema de compraventa vigilada que entró en vigor esta semana.

"Puro sector privado. El sector público no ha entrado. El BCV entra si quiere, si cree que es necesario", lo mismo la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y otras, "pero hasta ahora el Sistema Cambiario Alternativo de Divisas (Sicad) II se está fortaleciendo solo con el sistema privado", declaró Merentes a los periodistas.

El Sicad II entró en vigor el lunes pasado y ha registrado un tipo de cambio de alrededor de 51 bolívares por dólar, tasa fijada según la libre oferta y demanda que ha estado a cargo de empresas y particulares, que han operado con efectivo y títulos.

Merentes se excusó de revelar el volumen en divisas y títulos negociados en el Sicad II, que también regirá, recordó, para que los turistas puedan "próximamente" efectuar sus operaciones de cambio en aeropuertos y hoteles.

Los 51 bolívares por dólar es la tercera cotización que existe legalmente en Venezuela, además del tipo básico oficial fijo de 6,30 bolívares del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) y otro de 10,80 bolívares del llamado Sicad I.

El dólar oficial del Cencoex de 6,30 bolívares está reservado para importaciones de suministros para sectores básicos como la alimentación y las medicinas y para bienes de capital del sector productivo, principalmente.

Según el Gobierno, a través de esta instancia el Estado suministra más del 80 % de las divisas requeridas por importadores.

En un segundo nivel funciona el Sicad I con subastas de divisas ofertadas por el Estado semanalmente para diferentes sectores, a un cambio no fijo que en la actualidad alcanza un promedio de 10,80 bolívares por dólar.

El Sicad II, siempre según el Gobierno, satisfará a su vez en torno a un 8 % de la demanda de dólares y su cotización de alrededor de 51 bolívares supone una pérdida de valor del bolívar de cerca del 89 % con respecto al dólar oficial de 6,30.

En su tercer día de operaciones, este mecanismo de compraventa a través de bancos estatales, privados y casas de bolsa, "está funcionando bien y sustituye, desde el punto de vista de mercado, al dólar paralelo" ilegal, donde la tasa llegó a alrededor de 90 bolívares por dólar, subrayó Merentes.

El titular del BCV añadió que en comparación a este mercado ilegal, el Sicad II ha permitido "una apreciación importante" del bolívar, lo mismo que los bonos venezolanos.

"Estos se están apreciado, están al alza; han ganado casi 6 puntos", dijo sin más precisiones.