Seúl Internacionales -  13 de enero 2016 - 13:22hs

Kim Jong-un hace un llamado para aumentar la capacidad nuclear norcoreana

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha hecho un llamamiento para aumentar la capacidad nuclear de su país en medio de las tensiones que ha generado la cuarta prueba nuclear de Pyongyang, informó este miércoles la agencia estatal de noticias norcoreana KCNA.

Durante la celebración en la víspera de un acto en honor de los científicos que contribuyeron al "éxito" del test, Kim enfatizó que Corea del Norte ha fijado el camino para impulsar simultáneamente el desarrollo económico y la fuerza nuclear

El objetivo, dijo, es "proteger honradamente al país de la siempre creciente amenaza nuclear, el chantaje y la presión militar" de Estados Unidos.

"(Kim) pidió fortalecer la cantidad y calidad del arsenal nuclear capaz de realizar ataques a los imperialistas encabezados por EE.UU. en cualquier momento y lugar, si violan la soberanía de la República Popular Democrática de Corea (DPRK) -nombre oficial de Corea del Norte- y realizan provocaciones amenazantes", recoge hoy la agencia oficial del régimen Juché.

El líder del régimen norcoreano, que en la víspera aseguró que el reciente ensayo nuclear no tenía como objetivo ni "amenazar" ni "provocar" a nadie -aunque reconoció que buscaba en parte hacer frente a la hostilidad de EE.UU.-, acusó a Washington "y sus seguidores" de estar llevando "nubes oscuras de guerra nuclear".

Pyongyang culpó al país norteamericano de estar "contribuyendo a tensar extremadamente la situación en la península coreana a través de sanciones y la introducción de armas estratégicas en Corea del Sur", según declaraciones citadas por la KCNA.

El ensayo nuclear subterráneo anunciado el pasado 6 de enero por Pyongyang ha incrementando nuevamente la tensión en la península coreana, generado la protesta casi unánime de la comunidad internacional y llevado al Consejo de Seguridad de la ONU a meditar nuevas y más duras sanciones contra Corea del Norte.

El régimen norcoreano aseguró haber detonado por primera vez una potente bomba de hidrógeno (más poderoso que los detonados por Corea del Norte en sus ensayos de 2006, 2009 y 2013), aunque la mayoría de expertos considera exagerada la afirmación y sostiene que probablemente hizo estallar una bomba de fisión potenciada.