Tribunal peruano verá este sábado impedimento de salida de país contra García. Foto/EFE

EFE

Un tribunal peruano verá este sábado el pedido de la Fiscalía para que se dicte el impedimento de salida del país del expresidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011), investigado por la presunta comisión de los delitos de lavado de activos y colusión agravada, informó hoy el Poder Judicial.

La solicitud será revisada por el Segundo Juzgado Nacional de Investigación Preparatoria del Sistema Anticorrupción, a cargo del juez Juan Carlos Sánchez Balbuena, quien programó la audiencia a partir de las 15.00 horas (20.00 GMT).

Publicidad

El fiscal José Domingo Pérez, a cargo de parte de las investigaciones del caso Odebrecht en Perú, solicitó hoy que se impida a García salir del país por presuntamente haber recibido pagos ilícitos de la constructora brasileña.

Pérez presentó el pedido tras ampliar la investigación contra García, ante los indicios presentados hoy por el portal de investigación IDL Reporteros de que Odebrecht pagó al exmandatario 100.000 dólares por una conferencia desde la cuenta oculta con la que pagó sobornos en al menos 12 países de Latinoamérica.

Publicidad

García había acudido en la mañana a la sede de la Fiscalía para ser interrogado por el fiscal Pérez, tras haber llegado poco antes desde Madrid, donde reside habitualmente.

Sin embargo, el interrogatorio fue suspendido ante los nuevos elementos que apuntan a que recibió dinero de la cuenta oculta de Odebrecht en el marco de los sobornos que la empresa brasileña pagó para la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

En declaraciones posteriores, García calificó de persecución política la solicitud del fiscal, aunque aseguró que acepta la medida porque es "el más interesado" en que se investigue todo.

"Tengo varios testimonios que prestar en otras investigaciones", comentó el líder del Partido Aprista Peruano (PAP) antes de afirmar que sus honorarios "no tienen nada que ver con la Caja B (de Odebrecht)", y que fue contratado por Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), "que tiene más de 150.000 afiliados".

"Entiendo que uno de ellos es Odebrecht", admitió a García, quien dijo que la contratación se hizo "a través de una agencia que busca conferenciantes".

Ese intermediario fue José Américo Spinola, colaborador eficaz (delator premiado) de las investigaciones contra Odebrecht, que detalló el pago a García con contratos fechados con anterioridad al momento real de su suscripción para así enmascarar los supuestos pagos ilícitos.

Las sospechas sobre García tomaron peso desde que el ejecutivo de Odebrecht Carlos Nostre declaró ante fiscales que la compañía pagó 24 millones de dólares en sobornos por la Línea 1 del Metro de Lima, de los que 14 estaban dirigidos a altos funcionarios de su Gobierno.

El objetivo del pedido de impedimento de salida del país es evitar que García eluda el proceso, como ya lo hizo en 1992, cuando se exilió en Colombia y luego vivió en Francia, hasta que en 2001 se declaró que había prescrito una acusación por presunto enriquecimiento ilícito durante su primer mandato (1985-1990).

Publicidad

Publicidad