Francia Internacionales -  21 de noviembre 2018 - 14:57hs

Protestas contra alza de la gasolina pierden intensidad en Francia

Un puñado de depósitos de combustible y carreteras seguían bloqueados en Francia metropolitana este miércoles, en el quinto día de protestas contra el alza de la gasolina, antes de una gran concentración convocada en la capital francesa este sábado.

No obstante, la situación seguía tensa en la isla francesa de La Reunion, en el Océano Índico, donde el martes por la noche se produjeron enfrentamientos entre la policía y manifestantes, con lanzamiento de proyectiles y cócteles molotov.

Al menos 16 policías resultaron heridos en estos choques, incluyendo uno que perdió una mano cuando una granada estalló accidentalmente en su vehículo. Y 18 manifestantes fueron detenidos, según cifras comunicadas por las autoridades a la AFP.

Ochenta gendarmes van a ser enviados en refuerzo a esta isla francesa de 850.000 habitantes, indicó en París el portavoz del gobierno, Benjamin Griveaux.

En Francia metropolitana, además de un puñado de bloqueos de depósitos y carreteras que persistían, algunas empresas sufrían las consecuencias después de cinco días de disturbios de los llamados "chalecos amarillos".

Una fábrica de PSA Peugeot-Citroen en la ciudad de Sochaux, en el este de Francia, suspendió parcialmente su producción el miércoles porque los camiones de suministro que transportaban piezas desde España estaban bloqueados en algunas carreteras.

Macron, que ha prometido mantener su rumbo a pesar de la caída de las encuestas, amenazó el miércoles con acciones "severas" contra los manifestantes que violan la paz o ponen en peligro la vida de los automovilistas.

El movimiento de los "chalecos amarillos", que el pasado fin de semana sacó a cientos de miles de personas a las calles francesas para protestar contra un aumento de los impuestos sobre los carburantes para financiar la transición ecológica, se ha extendido a protestas contra la falta de poder adquisitivo en general.

Dos personas han muerto y más de 500 han resultado heridas en toda Francia desde el inicio de las protestas el sábado pasado.

Su nombre, "chalecos amarillos", hace referencia a las prendas fosforescentes que debe utilizar todo automovilista en caso de incidente en una carretera para tener una mayor visibilidad.

En esta nota: