Corte de Kirguistán ordena que un expresidente siga detenido

AP

Un tribunal de Kirguistán ordenó el viernes que el expresidente Almazbek Atambayev siga detenido mientras espera un juicio por corrupción. La calma regresó a la capital del país, Biskek, tras la fuerte represión policial.

El arresto de Atambayev derivó en dos días de disturbios que dejaron un policía muerto y más de 100 heridos y planteó dudas sobre la estabilidad de la estratégica nación de Asia Central _ comparte frontera con China y acoge una base militar rusa. La actuación policial mostró que el gobierno tiene un férreo control.

Publicidad

Atambayev, que gobernó el país entre 2011 y 2017, fue despojado de la inmunidad judicial que tenía como expresidente y enfrenta una amplia variedad de cargos, incluyendo corrupción y expropiación de bienes.

El exdirigente rechazó las acusaciones y las calificó de intento “absurdo” de su exprotegido, el actual presidente Sooronbai Jeenbekov, para silenciar una voz crítica. Poco antes de su detención, Atambayev instó a sus partidarios a pedir la renuncia de Jeenbekov.

Publicidad

Los seguidores de Atambayev frustraron el primer intento de las autoridades para arrestarlo el miércoles, pero las autoridades superaron su resistencia un día más tarde con cañones de agua, granadas aturdidoras y gases lacrimógenos.

La policía también dispersó a unos 1.000 seguidores del expresidente que se manifestaron en la capital el jueves en la noche e intentaron entrar en el Parlamento, y detuvo a unas 40 personas.

Publicidad

Publicidad