Cientos de miles de manifestantes tomaron las calles en todo el país el martes para protestar contra los cambios

AP

Miembros del gobierno francés se reunían el miércoles con empleadores y sindicatos para buscar un acuerdo, en medio de una intensa presión sobre el presidente, Emmanuel Macron, por su plan de reforma de las pensiones.

El primer ministro, Edouard Philippe, tenía previsto entrevistarse con todos los sindicatos nacionales y por otro lado con organizaciones de empleadores, en reuniones cruciales que podrían llevar al gobierno a enmendar el proyecto.

Publicidad

Cientos de miles de manifestantes tomaron las calles en todo el país el martes para protestar contra los cambios, en medio de una huelga nacional que ha paralizado el transporte público durante casi dos semanas.

Macron ha dicho estar decidido a seguir adelante con la reforma.

Publicidad

El presidente nombró el miércoles a un viceministro de pensiones, Laurent Pietraszewski, un abogado de 53 años con experiencia en el tema. El nombramiento llegó después de que el veterano político que desarrolló el nuevo sistema de pensiones, Jean-Paul Delevoye, renunciara el lunes por posibles conflictos de interés, un gran golpe para el gobierno.

El gobierno presentó la semana pasada sus planes de retrasar en dos años la edad de jubilación con pensión completa, de los 62 a los 64 años. La iniciativa también pretende unificar los 42 regímenes de pensiones distintos en uno solo, lo que eliminaría cláusulas especiales que permiten a algunos trabajadores retirarse antes de los 60 años.

Los sindicatos temen que los cambios hagan a los franceses trabajar más tiempo por pensiones más bajas.

El gobierno abrió la puerta la semana pasada a celebrar nuevas negociaciones, apuntando a la posibilidad de cambios en la reforma.

Los grandes sindicatos han pedido mantener las huelgas durante los feriados navideños.

Publicidad

Publicidad