Blagojevich regresa a casa e insiste en su inocencia

AP

El exgobernador de Illinois Rod Blagojevich regresó a su casa en Chicago el miércoles temprano, estrechando la mano a sus partidarios e insistiendo en su inocencia, luego de que el presidente Donald Trump le conmutó la sentencia de 14 años de cárcel que se le había impuesto por corrupción.

Blagojevich aterrizó en el aeropuerto O’Hare horas después de salir de la prisión en Colorado donde estuvo durante ocho años. Al llegar, prometió trabajar en pro de una reforma penal y judicial, e insistió en que es inocente.

Publicidad

“Yo no hice las cosas que dijeron que hice. Ellos mintieron”, aseveró Blagojevich al canal WGN-TV al llegar al aeropuerto.

Blagojevich, de 63 años y quien en una oportunidad participó en el reality show de Trump “Celebrity Apprentice”, es originario de un estado con un largo historial de corrupción política. En 2011 fue declarado culpable de varios delitos, entre ellos el de tratar de vender el escaño senatorial abandonado por Barack Obama, y de tratar de extorsionar a un hospital pediátrico.

Publicidad

Trump, quien el martes indultó a 11 personas, calificó de excesivo el castigo dado a Blagojevich.

"Fue una sentencia ridícula en mi opinión y en la opinión de muchas otras personas", declaró Trump ante reporteros en Washington.

Blagojevich relató a WGN-TV que se enteró de la conmutación de su sentencia cuando otros presos le contaron que lo habían visto por televisión. "No tenía idea de que eso iba a pasar", aseguró el exgobernador.

En años recientes Trump había mencionado la posibilidad de conmutarle la sentencia a Blagojevich, pero en cada ocasión terminó rechazando la idea.

"Estoy profundamente agradecido al presidente Trump, mi gratitud es profunda y eterna", comentó Blagojevich a WGN. "Él no tenía por qué hacer esto. Él es un presidente republicano y yo fui un gobernador demócrata".

Blagojevich fue recibido por una multitud de periodistas y seguidores al llegar al aeropuerto la madrugada del miércoles y seguidamente subió en una camioneta SUV para llegar a su casa en el vecindario Ravenswood de Chicago. Allí atravesó otra multitud de periodistas y partidarios para entrar a su casa.

Publicidad

Publicidad