AP

La tormenta tropical Cristóbal llegó el domingo a la costa de Luisiana con vientos de 80 km/h (50 mph) y una magnitud que se extendía hasta el norte de Florida, donde generó un tornado que arrancó árboles y derribó líneas eléctricas.

El centro del meteoro se ubicaba entre la boca del río Mississippi y la comunidad turística de Grand Isle, que fue evacuada la víspera.

Publicidad

Los meteorólogos señalaron que la tormenta podría arrojar hasta 30 centímetros (12 pulgadas) de lluvia en algunas zonas.

A los habitantes de las comunidades costeras que se encuentran fuera del sistema de diques de Nueva Orleans —delimitado por los lagos Pontchartrain y Borgne— se les pidió que evacuaran el domingo por la tarde debido a su vulnerabilidad.

Publicidad

Cristóbal se dirigía al norte a una velocidad de 11 km/h (7mph). Se emitieron alertas de tormenta tropical desde Intracoastal City, en Luisiana, hasta la frontera entre los condados de Okaloosa y Walton, en Florida, informó el Centro Nacional de Huracanes.

Aunque Cristóbal estaba muy por debajo de la fuerza de huracán al tocar tierra firme, los meteorólogos advirtieron que podría afectar una amplia zona de aproximadamente 290 kilómetros (180 millas) de extensión.

Publicidad

Publicidad