Bielorrusia: Lukashenko rechaza repetir las elecciones

AP

El presidente bielorruso Alexander Lukashenko intentó mostrar el domingo que goza del apoyo popular al efectuar un mitin con decenas de miles de simpatizantes y rechazando cualquier posibilidad de repetir las elecciones que le otorgaron un sexto mandato. Pero sus opositores realizaron una manifestación mucho más grande con unas 200.000 personas.

Lukashenko, que ha gobernado la exrepública soviética de 9,5 millones de habitantes desde 1994, arremetió contra Occidente y declaró ante su público que el país “perecería como Estado” si los comicios se llevan a cabo de nuevo.

Publicidad

Unas 50.000 personas escucharon a Lukashenko en una plaza aledaña al principal edificio de gobierno en la capital Minsk. Pero mientras hablaba, multitudes de simpatizantes de la oposición acudieron a su propio mitin a unos 2,5 kilómetros (1,5 millas) de distancia. Fue el octavo día seguido de protestas contra el gobierno.

Durante sus 26 años en el cargo, Lukashenko ha reprimido a figuras de oposición y a los medios de comunicación independientes. Pero este año, manifestantes hartos del declive en el nivel de vida en el país y de que Lukashenko haya minimizado la pandemia de coronavirus han representado el mayor desafío para su gobierno.

Publicidad

El mandatario, de 65 años, alegó el domingo que las potencias de Occidente estaban reuniendo unidades militares en países a lo largo de las fronteras occidentales de Bielorrusia, y denunció insinuaciones de algunas naciones occidentales de que el país debería repetir los comicios presidenciales del 9 de agosto, que los partidarios de la oposición consideran fraudulentos. Según los resultados oficiales, Lukashenko obtuvo el 80% de los votos.

“Si seguimos su ejemplo (y volvemos a realizar las elecciones), pereceremos como Estado”, declaró Lukashenko, un día después de decir que él y el presidente ruso Vladimir Putin habían acordado que Rusia enviaría ayuda de seguridad no especificada a la exrepública soviética si Lukashenko la pedía.

En tanto, Oana Lungescu, portavoz de la OTAN, rechazó la afirmación del presidente de que Occidente esté acumulando tropas en la zona, y tuiteó que la alianza atlántica no está haciendo eso.

“La presencia multinacional de la OTAN en la parte oriental de la Alianza no es una amenaza para ningún país”, manifestó Lungescu. “Es estrictamente defensiva, proporcionada y diseñada para evitar conflictos y preservar la paz”.

La Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, una alianza militar de seis exrepúblicas soviéticas que incluye a Bielorrusia, dijo el domingo que tomaría una decisión acerca de proporcionar ayuda si Minsk la solicita.

Miles de personas han sido detenidas en las protestas posteriores a las elecciones, que la policía ha tratado de dispersar con porras, balas de caucho y granadas aturdidoras. Luego de que muchos de los detenidos fueron puestos en libertad mostraban hematomas extensos que dijeron se debían a las golpizas que los agentes les dieron. Algunos manifestantes llevaban imágenes de seres queridos que dijeron habían sido golpeados tanto que no pudieron asistir.

Publicidad

Publicidad