Se esperaba que las restricciones en Melbourne se suavizaran el próximo fin de semana, con la reapertura de escuelas infantiles y reuniones de hasta cinco personas de dos hogares distintos

AP

La segunda ciudad más grande de Australia, Melbourne, estaba el domingo un paso más cerca de reducir las estrictas cuarentenas contra el coronavirus, tras registrar apenas 14 casos nuevos.

Era el segundo día seguido con menos de 30 contagios nuevos. Los 21 casos confirmados el sábado eran la cifra diaria más baja desde el 19 de junio. El domingo también se registraron cinco muertos.

Publicidad

Se esperaba que las restricciones en Melbourne se suavizaran el próximo fin de semana, con la reapertura de escuelas infantiles y reuniones de hasta cinco personas de dos hogares distintos. Pero eso dependería de que la media de casos nuevos durante 14 días fuera inferior a 50.

Tras las cifras del fin de semana, la media era de 36,2.

Publicidad

La ministra de Salud del estado de Victoria, Jenny Mikakos, elogió a los vecinos por cumplir las normas de la cuarentena.

“Los enormes sacrificios hechos por los victorianos están salvando muchas vidas”, dijo Mikakos.

Por su parte, el primer ministro de Australia, Scott Morrison, describió como “un agradable espaldarazo” una inesperada caída de la tasa de desempleo, al 9,3%, 14 puntos porcentuales por debajo de su pico durante la pandemia.

Unos 400.000 australianos volvieron al trabajo hace poco, según las cifras.

Por su parte, India reportó el domingo 92.605 nuevos casos en las últimas 24 horas, y se esperaba que adelantara a Estados Unidos como país más afectado por la pandemia en cuestión de semanas.

El Ministerio de Salud también informó de 1.133 muertes adicionales, para un total de 86.752.

El país ha confirmado más de 5,4 millones de casos. Sin embargo, India también tiene el mayor número de pacientes recuperados en el mundo, según la Universidad Johns Hopkins. Su tasa de recuperación es de aproximadamente el 80%.

En torno al 60% de los casos activos estaban concentrados en cinco de los 28 estados del país: Maharashtra, Karnataka, Andhra Pradesh, Tamil Nadu y Uttar Pradesh.

En Japón, las estaciones de tren y aeropuertos estaban llenos de gente que viajaba por el fin de semana feriado, un indicio de recuperación en la pandemia.

El aumento de los desplazamientos internos contrastaba con feriados anteriores, en los que se presionó a los residentes en congestionadas zonas urbanas para que se quedara en casa y evitara zonas con menos casos del virus.

Los contagios diarios reportados en Tokio rondaban los 200, aunque Japón no hacía pruebas de forma generalizada y era probable que muchos casos quedaran sin detectar.

Juegos de béisbol, comercios y cines habían vuelto a abrir con medidas de distanciamiento social, mascarillas obligatorias, desinfectante de manos y controles de temperatura corporal.

Corea del Sur, por su parte, registró menos de 100 casos nuevos por primera vez en más de un mes. Los 82 nuevos contagios elevaban el total a 22.975, con 383 muertes, según la Agencia de Control y Prevención de Enfermedades. Parte del descenso se debería en parte a que se hacían menos pruebas los fines de semana. Pero ya antes del domingo, los datos diarios han rondado el centenar durante más de dos semanas, en comparación con los 400 de finales de agosto.

Las autoridades sanitarias dijeron que la tendencia a la baja es el resultado de estrictas normas de distanciamiento social en la populosa zona metropolitana de Seúl. Las normas se han relajado hace poco, y las autoridades instaron a la gente a no bajar la guardia.

Publicidad

Publicidad