Madrid ha acumulado durante la pandemia más de 202.600 casos confirmados y 9.129 decesos

AFP

Epicentro de la epidemia en España, Madrid ampliará el viernes las zonas de la región con restricciones a la movilidad de sus residentes, para intentar frenar la segunda ola de contagios por coronavirus, anunciaron autoridades de salud este miércoles.

Desde el lunes, los habitantes de varias zonas de la región capital, unas 850.000 personas en total, pueden salir de sus vecindarios solo para trabajar, ir al médico o llevar a los niños al colegio, pero estas restricciones se impondrán en otros lugares, adelantó el viceconsejero regional de Salud, Antonio Zapatero.

Publicidad

"Sí", respondió Zapatero en rueda de prensa al ser preguntado sobre si nuevas zonas serán restringidas, indicando que todavía se están "estudiando y analizando" los datos epidemiológicos y las nuevas áreas se darán a conocer la mañana del viernes.

Madrid "tiene una situación de crecimiento sostenido" de la epidemia, concedió Zapatero.

Publicidad

De todas maneras, insistió en que se busca "evitar el confinamiento de Madrid" por las "consecuencias trágicas para sectores económicos y sociales", tal y como ocurrió entre marzo y junio cuando todos los españoles estuvieron bajo un férreo confinamiento que permitió controlar la primera ola del virus.

El martes, el ministro español de Sanidad, Salvador Illa, recomendó a todos los habitantes de la región de Madrid, de 6,6 millones de habitantes, limitar sus desplazamientos a lo "esencial", ya que la situación en la capital es la "más preocupante" del país.

Madrid ha acumulado durante la pandemia más de 202.600 casos confirmados y 9.129 decesos, en ambos casos un tercio del total de toda España.

Las zonas bajo limitación de movilidad, donde también se mantienen cerrados los parques y los bares y restaurantes tienen limitación de aforos y horarios, presentan una incidencia en los últimos catorce días de más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, triplicando la incidencia en el conjunto de España.

España es uno de los países europeos más golpeados por la pandemia del COVID-19.

Publicidad

Publicidad