EEUU Internacionales -  11 de diciembre 2020 - 17:08hs

Coronavirus: estadounidenses pagando el precio por feriado

Los estadounidenses están pagando ahora el precio por lo que hicieron en el feriado de Acción de Gracias y enfermándose de COVID-19 , y las autoridades de salud les advierten — incluso les ruegan — que no cometan los mismos errores durante la temporada navideña y el Año Nuevo.

“Es un pico adicional al actual”, dijo Ali Mokdad, profesor de ciencias de la salud en la Universidad de Washington en Seattle. “Honestamente, es una advertencia para todos”.

En todo Estados Unidos , los rastreadores de contactos y médicos de salas de emergencia están escuchando reiteradamente de pacientes con coronavirus que socializaron durante el feriado con personas que no vivían con ellos, pese a las enfáticas advertencias de las autoridades de salud.

El virus estaba diseminándose rápidamente por la nación incluso antes del feriado de Acción de Gracias, pero estaba mostrando indicios de estabilización. Desde entonces se ha disparado, con nuevos casos que rebasan los 200,000 por día.

El funesto panorama se produce cuando Estados Unidos está al borde de lanzar una vasta campaña de vacunación contra el coronavirus, una vez la Administración de Alimentos y Medicamentos, como se espera, apruebe en unos días al uso de emergencia de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra un azote que ha matado a más de 290,000 personas e infectado a más de 15.6 millones en el país.

Las muertes han subido a un promedio diario para siete días de casi 2,260, similar al pico registrado a mediados de abril cuando el área de Nueva York era el eje del brote. Los nuevos casos están en aproximadamente 195,000 diarios, basado en un promedio para dos semanas, un incremento de 16% respecto a la víspera de Acción de Gracias, de acuerdo con un análisis de la Associated Press.

En el estado de Washington, los rastreadores de contactos contaron al menos 336 personas que dieron positivo y dijeron que asistieron a reuniones o volaron durante el feriado. Se esperan más.

El virus pudiera seguir en incubación en alguien que haya sido expuesto cuando regresaba a casa el domingo tras el feriado. El fin de ese período de incubación de dos semanas es este domingo.

La nueva ronda de festividades pudiera generar aún más casos. Feriados consecutivos comenzaron esta semana. Hanukkah empezó el jueves por la noche y finaliza el 18 de diciembre, seguido por Navidades, Kwanza y la víspera de Año Nuevo.

“No es el momento para invitar a los vecinos a una cena No es el momento para tener fiestas”, dijo el doctor Joshua LaBader, de la Universidad Estatal de Arizona.

En esta nota: