Libia Internacionales -  25 de febrero 2021 - 21:01hs

El primer ministro designado de Libia presenta la "visión" de su gobierno

El primer ministro designado de Libia , Abdel Hamid Dbeibah, presentó este jueves "la estructura y la visión" de su gobierno al parlamento, primer paso en una transición que prevé elecciones en diciembre y cuyo objetivo es poner fin a una década de caos.

"Hemos presentado hoy [jueves] la propuesta de la estructura y de la visión del Gobierno de Unidad Nacional, así como los criterios de selección del equipo de gobierno al parlamento", anunció Dbeibah en rueda de prensa en Trípoli.

El primer ministro designado, que no precisó el número de carteras ni el nombre de los ministros, tiene hasta el 19 de marzo para recibir el voto de confianza del parlamento, antes de abordar la dura tarea de unificar las instituciones y liderar la transición hasta los comicios del 24 de diciembre.

El objetivo final es tratar de responder a las expectativas de los libios, que sufren escasez de dinero y gasolina, cortes de energía y una inflación galopante.

Libia, que la semana pasada celebró el décimo aniversario de la revuelta que llevó a la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011, está sumida en el caos, socavada por las divisiones políticas.

Dbeibah es un ingeniero y empresario de 61 años que ocupó cargos de responsabilidad durante el mandato de Gadafi. Fue nombrado Primer Ministro el 5 de febrero por 75 delegados libios que se reunieron en Ginebra bajo el auspicio de la ONU.

Desde entonces, ha multiplicado las reuniones y los viajes para conformar un equipo que sustituya al Gobierno de Unidad Nacional (GNA) de Fayez al Sarraj, instalado en 2016 en Trípoli (oeste) y reconocido por la ONU.

Establecido bajo un proceso interlibio previo en Marruecos, el GNA nunca logró ganarse la confianza del parlamento, con sede en el este y apoyado por el líder de la región, el mariscal Jalifa Haftar.

De hecho, el GNA no consiguió imponer su legitimidad y autoridad en este país que tiene las reservas de petróleo más abundantes de África.

Las luchas de poder terminaron hundiendo al país en una guerra en abril de 2019, en un contexto de injerencia extranjera, con una ofensiva pro-Haftar para intentar apoderarse de Trípoli.

Después del fracaso de esta operación, se concluyó un alto el fuego en octubre de 2020 bajo el auspicio de la ONU , seguido de un acuerdo para las elecciones de finales de 2021.

Dbeibah subrayó que su objetivo "es unir a los libios y hacer de la competencia de los ministros un criterio primordial" y reiteró su preocupación por un "reparto equitativo entre las tres provincias libias".

Según la hoja de ruta de la ONU, al menos "el 30% de los puestos directivos del gobierno, incluidos ministros y viceministros", deberían ser para las mujeres, pero también para los jóvenes, marginados durante mucho tiempo por los caciques.

Jan Kubis, el nuevo enviado de la ONU, y Dbeibah discutieron por teléfono el miércoles sobre "los avances en la formación del gobierno y los esfuerzos para convocar una sesión parlamentaria".

Dbeibah recordó recientemente que si no se alcanza el quórum para el voto de confianza en el Parlamento, corresponderá a los 75 delegados libios en Ginebra aprobar su gabinete.

En esta nota: