Beijing Internacionales - 

China y la UE hablan de comercio, Rusia y Taiwán

Funcionarios europeos señalaron que la visita se centraba en buscar un equilibrio entre el interés de la UE de aumentar sus exportaciones a China y la necesidad de ser firmes con Beijing.

El presidente de China, Xi Jinping, recibía el jueves en Beijing al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en medio de fricciones sobre comercio, Rusia y Taiwán.

La agencia oficial de noticias Xinhua no dio detalles sobre las conversaciones. Sin embargo, funcionarios europeos señalaron que la visita de un día se centraba en buscar un equilibrio entre el interés de la UE de aumentar sus exportaciones a China y la necesidad de ser firmes con Beijing en defensa de la democracia y las libertades fundamentales.

China ha ganado influencia global en los últimos años y la UE cada vez percibe más al país como un rival estratégico.

La visita de Michel también era una oportunidad de que el bloque de 27 miembros mostrara un frente unido tras la visita en solitario del canciller alemán, Olaf Scholz, a principios de noviembre.

Durante ese viaje, Scholz instó a China a ejercer su influencia sobre Rusia y planteó preocupaciones sobre derechos humanos. Michel intentará ahondar en esas cuestiones, dentro de los esfuerzos de la UE de no ceder terreno ante una China cada vez más asertiva y autoritaria. Beijing ha respaldado de forma tácita a Rusia en su invasión de Ucrania, criticado las sanciones a Moscú y ampliado su presencia en el Pacífico Occidental.

La visita también coincide con altas tensiones en torno a la isla autogobernada de Taiwán, que China ha amenazado con invadir, y se celebraba tras un reporte de Naciones Unidas sobre que las violaciones de derechos humanos de China contra uigures y otros grupos étnicos en la región de Xinjiang podrían suponer crímenes contra la humanidad.

En los últimos meses han aumentado las visitas de políticos del Parlamento Europeo y de países miembros la UE a Taiwán, lo que ha enojado a Beijing. Beijing vetó el comercio con Lituania y congeló las relaciones bilaterales después de que el país báltico decidiera subir de categoría sus relaciones oficiales con Taipéi.

Al mismo tiempo, Michel intentará mejorar la posición económica de la UE en la segunda economía más grande del mundo, que ha sufrido un considerable descenso en su crecimiento debido a las rígidas normas contra el COVID-19, que también limitaron la visita de Michel a un solo día.

El déficit comercial de la UE con China en bienes y servicios asciende a unos 230.000 millones de euros anuales. El grupo quiere reducir en concreto su dependencia de China para equipamiento tecnológico y minerales raros empleados en la fabricación de microprocesadores, baterías y paneles solares.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: