España Internacionales -  7 de mayo 2021 - 18:42hs

España pide a Brasil "compromisos" ambientales para desbloquear acuerdo UE-Mercosur

El acuerdo tiene por objetivo crear un mercado de unos 750 millones de consumidores entre los 27 países de la Unión Europea y los cuatro del Mercosur.

La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, pidió este viernes a Brasil más compromisos en la lucha contra la deforestación en la Amazonía, para desbloquear el acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur.

El capítulo de sostenibilidad del acuerdo "en su estado actual es insuficiente", dijo González Laya tras reunirse con su par brasileño, Carlos Alberto França.

La ministra defendió la firma, propuesta por la UE en enero, de una declaración al margen del acuerdo, con compromisos con el desarrollo sostenible.

España pide a Brasil más compromisos en la lucha contra la deforestación en la Amazonía

"Necesitamos perfeccionar este acuerdo creando una especie de protocolo adicional, un compromiso de Mercosur y de la Unión Europea, recíproco, con el Acuerdo de París, con el acuerdo de la convención para la protección de la biodiversidad y también con compromisos en materia de deforestación", declaró.

"Creo que hay un deseo y una voluntad por ambas partes, por Europa y por el Mercosur, de precisar este compromiso, de profundizar la parte de sostenibilidad en los próximos meses, de manera que podamos avanzar en ese proceso de aprobación", agregó.

El acuerdo, concluido en 2019 tras más de 20 años de negociaciones, tiene por objetivo crear un mercado de unos 750 millones de consumidores entre los 27 países de la Unión Europea y los cuatro del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay).

Pero el proceso de ratificación se ha ido frenando debido al aumento de los incendios y la deforestación en la Amazonía desde la llegada de Bolsonaro al poder en 2019. Francia y Alemania, en particular, deploran una falta de compromiso de Brasil en lo que concierne a la defensa del medio ambiente.

En medio de una gran presión internacional, Bolsonaro, que promueve la apertura comercial de la Amazonía, se comprometió el mes pasado a "eliminar la deforestación ilegal de Brasil en 2030", diez años antes de lo previsto inicialmente, en la Cumbre del Clima organizada por el presidente estadounidense Joe Biden.

Pero la devastación de la mayor selva tropical del planeta sigue arrojando resultados negativos.

Grandes supermercados y productores alimentarios británicos y de la Unión Europea amenazaron con boicotear los productos brasileños debido a un proyecto de ley que, según afirman, propiciaría una mayor deforestación amazónica

Datos oficiales divulgados este viernes revelan que en abril se destruyó un total de 580,55 km2 de selva, un nivel récord para ese mes.

Las oenegés expresaron su preocupación por un desmate fuera de control en la estación seca, que alcanza su apogeo en julio y agosto.

FUENTE: AFP