Estrasburgo Internacionales - 

Parlamento Europeo destituyó a legisladora bajo sospecha de corrupción

Una investigación abierta por la fiscalía belga provocó el arresto e imputación de Kaili y de otras tres personas, sospechosas de recibir grandes sumas de dinero.

La plenaria del Parlamento Europeo apartó este martes del cargo de vicepresidenta a la diputada griega Eva Kaili, arrestada desde el viernes como principal sospechosa de recibir sobornos que implicarían a Catar, en un escándalo que sacude esa institución legislativa.

La destitución de Kaili del cargo de vicepresidenta fue aprobado por abrumadora mayoría de 625 votos a favor, con apenas uno en contra y dos abstenciones. El abogado de la eurolegisladora afirma que Kaili es inocente.

Leer nota: El Parlamento Europeo bajo presión tras arrestos por sospechas de corrupción

El abogado de la eurolegisladora, Michalis Dimitrakopoulos, afirma que Kaili es inocente.

La Conferencia de Presidentes (instancia que reúne a la titular del Parlamento Europeo y los líderes de los grupos políticos) había recomendado a la plenaria la destitución de Kaili, aunque en una nota oficial no la identificaron nominalmente.

En esa nota, señalaron que el Parlamento iniciará de inmediato un "proceso interno de reforma para asegurar que la transparencia y la rendición de cuentas sean reforzadas (...). Esto comienza hoy con la terminación anticipada del cargo de la vicepresidenta involucrada".

Una investigación abierta por la fiscalía belga provocó el arresto e imputación de Kaili y de otras tres personas, sospechosas de recibir grandes sumas de dinero de un "Estado del Golfo pérsico", que sería Catar, a cambio de que defendieran los intereses del emirato.

La eurodiputada de 44 años fue arrestada después que investigadores belgas hallaran en su residencia bolsas llenas de dinero en efectivo.

La fiscalía federal belga anunció el lunes que, en allanamientos realizados en tres lugares diferentes, incautó cientos de miles de euros en efectivo.

La policía también allanó una oficina del Parlamento Europeo en Bruselas para obtener datos informáticos de una decena de funcionarios.

FUENTE: AFP