Después de 20 años, Gustavo Pérez deberá enfrentar públicamente su posible vinculación al secuestro de varios estadounidenses, durante la invasión de los Estados Unidos a Panamá.