La fuerza de las olas y los niveles del agua provocaron que un buque llegara hasta un área residencial en la ciudad de Colón