Denise Lara

Huesos con trozos de carne podrida es lo que se puede ver en algunos basureros comunales del distrito de San Miguelito, lo que además de mala impresión y malos olores, atrae a perros tinaqueros, ratas y proliferación de moscas.

Algis Torres, director de la regional de salud de San Miguelito, dijo que hay más de mil carnicerías en este distrito, y que incluso algunos trasladan sus desperdicios a sectores lejanos a sus comercios, buscando evitar las multas que van de los B/.500.00 a B/.1,000.00.

Publicidad

Pese a las normativas del Minsa, la entidad no es competente para decretar el cierre de aquellas carnicerías que incurran en malas prácticas, por lo que proponen emitir un decreto municipal que obligue a los carniceros a comercializar carnes sin huesos.

Publicidad