Kathyria Caicedo

Panamá NG Power fue la única proponente en el acto de licitación convocado por la Empresa de Transmisión Eléctrica S.A. (ETESA) para el suministro de gas natural por un periodo de 20 años (2017 a 2036). En el acto, que se realizó el pasado martes, la empresa propuso una oferta de 8 centésimos por kilovatio hora.

Esta licitación fue duramente criticada por representantes de los diferentes gremios empresariales de Panamá, durante una conferencia de prensa de la Comisión Interinstitucional de Energía, que es integrada por Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), Cámara Americana de Comercio e Industrias de Panamá (AMCHAM), Consejo Nacional de la Empresa Privada (CoNEP), Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) y la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA).

Publicidad

Iván Barría, presidente de la Comisión Energética de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, resaltó que los gremios empresariales están a favor de la introducción del gas natural como combustible limpio para la generación de energía eléctrica, lo que representaría una estabilización en las tarifas actuales, no obstante criticó el formato de la licitación utilizado y la falta de consenso con expertos, empresas suplidoras y usuarios de energía.

En relación a la propuesta presentada por Panamá NG Power, Barría consideró que ofrece un precio razonable, sin embargo ven con preocupación la premura con que se realizó la contratación y consideran que se actuó en contra de la libre empresa porque se limitó la competencia de ofertas con la aplicación de adendas y el corto tiempo para presentar las propuestas.

Mientras que Fernando Aramburú Porras, de la Bolsa de Valores de Panamá y exdirector del desaparecido Instituto de Recursos Hidroeléctricos (IRHE), manifestó que si se está buscando que la inversión privada sea el motor de la generación eléctrica tienen que existir reglas claras y estables. Recalcó que en los diferentes foros las agrupaciones empresariales le han insistido al Gobierno promover la transparencia y la realización de licitaciones con una verdadera planificación.

Por su parte, Aida de Maduro, presidenta del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), manifestó que se trata de un compromiso muy delicado y se decidió muy rápidamente. “Una sola empresa no puede ser la solución permanente”, dijo Maduro.

Las consideraciones de los empresarios surgen también porque ETESA modificó los requisitos para las empresas y solo se admitirían aquellas que tuvieran licencias vigentes. Además, se permitió adendas sobre el uso de índices de referencia para medir el precio de venta de la energía.

Publicidad