Denise Lara/Viola Guevara

La muerte de una señora al ser atacada por sus dos perros pit bulls, hecho ocurrido el fin de semana en la provincia de Coclé, ha despertado un sinnúmero de interrogantes entre propietarios de mascotas y población en general.

Por un lado está quienes temen que otros casos similares puedan ocurrir, mientras que del otro lado de la moneda se encuentran quienes se oponen a que alguna raza animal sea estigmatizada, toda vez que la personalidad y carácter de toda mascota dependerá de las condiciones y el trato humano.

Publicidad

Telemetro.com consultó con expertos para despejar varias de estas dudas, con respecto a la tenencia de animales domésticos y las necesidades básicas que se deben satisfacer.

Cuidados básicos

En el Capítulo IV, la Ley 70 sobre protección a los animales domésticos, promulgada en Gaceta Oficial, en octubre de 2012, establece las obligaciones mínimas que debe cumplir el propietario de una mascota, entre éstas: mantener libre acceso al agua y alimentos; en el caso de que el animal deba permanecer amarrado por razones de seguridad, mantener la soga o cadena a un largo que permita al animal moverse; y mantener al día registro de vacunación y control veterinario.

Sin embargo, las necesidades de un animal van más allá de esto.

¿Cuándo un perro ataca?Andrea Guevara, directora ejecutiva de la Asociación Amigos de los Animales y la Naturaleza (AAAN), destaca que cuando un animal es agresivo es porque ha sido criado en un ambiente violento, "recordemos que son animales domesticables y de costumbres".

Máximo Valdés, experto en adiestramiento canino, explica que hay varias razones por las que un perro puede mostrarse agresivo:- Se ve amenazado. En este caso el animal ataca por miedo.- Cuando ve amenazada su alimentación. Si el animal no ha sido acostumbrado a que manipulen su plato de comida, o un extraño se le acerca, es propenso a atacar.- Cuando no se le ha cruzado.- Cuando permanece mucho tiempo amarrado o confinado en espacios reducidos. - Cuando ha sido entrenado para pelear.

Para evitar las agresiones, además de cumplir con las necesidades básicas dispuestas en la Ley 70, un dueño debe:- Dedicarle al menos una hora al día para actividad física. Puede ser caminatas, ejercicios o juegos, para que descargue energía.- Hacer que el perro socialice con otros animales y humanos desde los seis meses.- Nunca dejar solo a un animal mayor de 20 kilos, con un niño o adulto mayor sin supervisión.- De ser posible, pagar por un entrenamiento básico.Esto aplica para todas las razas.

¿En casos de maltrato animal o peligro a dónde acudir? Muchas veces somos testigos en nuestros barrios del maltrato o la mala atención a los animales por parte de algunos vecinos, lo que puede provocar reacciones como agresión o depresión, sin embargo estos casos se pueden denunciar y así evitar desgracias.

Es recomendable que antes de realizar una denuncia se converse con asociaciones que trabajan en pro de los animales para buscar una solución amable y si es posible, hablar con el dueño del animal, ya que a través de la Ley la solución no es inmediata.

Pero si luego de agotar los recursos escoge la denuncia a través de la Dirección de Investigación Judicial, debe presentar pruebas. También están disponibles los números 512-2266 y el 512-2222 extensión 1723. Existe al igual el correo ambiente.dij@policia.gob.pa. Este tipo de denuncia se recomienda cuando el problema no requiere de atención inmediata, ya que dura mucho tiempo. Antes de denunciar puede solicitar asesoría ante esta instancia o una asociación de animales.

También se pueden presentar denuncias ante las Corregidurías, pero esta opción puede ser ante el maltrato físico visible o problemas entre vecinos y animales. Aquí también se puede denunciar si se trata de un animal que pudiera ser una amenaza para la comunidad.

Existen asociaciones como Fundación Spy Panama, que cuentan con paquetes económicos para la esterilización de animales, ya que la falta de esto atenta contra la salud del perro y puede caer en maltrato. Se pueden contactar al 261-5542.

Se considera maltrato físico todo tipo de golpes o atentado y psicológico el a un perro con collar apretado, perros a la intemperie, no proporcionar alimento y agua, encerramiento, golpes, amarrados con cadenas cortas, mal estado de salud, gritos o mal estado de salud; ante esto se puede dialogar con el dueño del animal o buscar ayuda a una Asociación en Pro de los Animales explicando la situación y estos pueden brindar asistencia.

Publicidad