Irma Rodríguez Reyes

El Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló este miércoles un informe de la red de sobornos que utilizó Odebrecht y mediante la cual pagó cientos de millones de dólares a funcionarios de países de tres continentes (África, América y Europa), incluyendo a Panamá entre los países de América Latina.

Tras la aceptación de culpabilidad de la poderosa constructora y la petroquímica brasileña Braskem, se publicó el informe en el que se detalla la operación por país.

Publicidad

En Panamá, entre los años 2010 y 2014, Odebrecht pagó "coimas" por 59 millones de dólares a "funcionarios de gobierno e intermediarios". Con este monto buscaron asegurar, entre otras cosas, contratos públicos. Las ganancias que obtuvo Odebrecht alcanzaron los 175 millones de dólares, como resultado de los sobornos.

La empresa también pagó 6 millones de dólares a dos parientes cercanos de "un funcionario de alto rango" y vinculado a proyectos de infraestructura, entre 2009 y 2012, según dicho informe. Todo esto a través de fondos no registrados en sociedades offshore.

Las declaraciones de Sung-hee Suh, subsecretaria del Departamento de Justicia de EEUU, dan cuenta que Odebrecht y Braskem, a través del Departamento de Operaciones Estructuradas de la constructora, operaron una unidad de negocios oculta y funcional a la que se ha denominado "Departamento de Sobornos", el cual manejaba el “presupuesto oculto” destinado a coimas mediante un sistema computarizado independiente, en el que se hacían las solicitudes y se procesaban los pagos.

Ambas empresas que cotizan en la bolsa de Nueva York son ahora objeto de multas. Odebrecht tendrá que pagar 2,600 millones de dólares a Estados Unidos, Brasil y Suiza, mientras que Braskem S.A. afrontará una multa de 632 millones de dólares.

Las empresas tendrán que colaborar con las autoridades para identificar a todos los involucrados en la estructura de sobornos.

Publicidad