Víctimas de secta religiosa fueron golpeadas hasta con la Biblia en Comarca Ngäbe Buglé

Odalis Núñez

El director médico del Cuarto de Urgencias del Hospital Regional Dr. Luis "Chicho" Fábrega, Eduardo Vannucchi informó este miércoles sobre la condición de salud en la cual se mantienen las víctimas de la secta religiosa que operaba en la comunidad de Alto Terrón de Santa Catalina, Comarca Ngäbe Buglé.

De acuerdo con Vannucchi, las heridas no fueron hechas con objeto punzocortante, pero uno de los pacientes le comentó que fueron golpeados con tucos, tablas y hasta con la misma Biblia  “me refieren que a ellos no se les permitian abrir lo ojos, solamente en un lapso donde oraban fueron agredidos”.

Publicidad

Detalló que al nosocomio llegaron tres mujeres, una de ellas de 42 años embarazada que dio a luz en el cuarto de urgencias. Otras femenina embarazada recibió leves golpes a nivel del abdomen y está fuera de peligro. 

Asimismo, se atendió a un hombre de 54 años de nombre Víctor Blanco con un trauma craneoencefálico, se mantiene fuera de peligro tras ser agredido la noche del lunes y rescatado hoy.

“La cuarta paciente es una señora de 34 años que recibió un trauma abdominal y en la mama derecha, por lo cual será evaluada en la sala de cirugía ya que ese golpe tiene más de 24 horas de evolución”, dijo el director médico.

Sostuvo que algunos de los integrantes de la secta religiosa también fueron trasladados al hospital regional para su evaluación previo a deslindar sus responsabilidades ante las autoridades correspondientes por este caso, ya que estas personas presentaban también quemaduras.

Hallazgo de fosa donde operaba secta religiosa en Comarca Ngäbe Buglé

Según reporte extraoficial, siete cuerpos fueron hallados entre ellos varios menores de edad y un adulto.

La fosa está ubicada cerca al sitio donde se realizó el rito religioso, dijo Alexis Muñoz,subdirector de la Policía Nacional (PN).

Muñoz dijo que este tema quedó en manos de funcionarios del Ministerio Público (MP) y técnicos de criminalística quienes realizan una inspección en el lugar para verificar si hay cuerpos.

Publicidad