Aupsa descartó influenza aviar en carne de pavo importada a Panamá

Odalis Núñez

La Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa) aseguró que las emisiones de carne de pavo procedentes del condado de Chesterfield, Carolina del Sur, hacia Panamá están libres de influenza aviar.

Esto, en atención a una alerta internacional en donde se señala que Estados Unidos confirmó la presencia de la enfermedad también conocida como “gripe aviar” altamente patógena H7N3 en un lote comercial de pavos de engorde en ese condado.

Publicidad

La entidad informó que aunque la epidemia está controlada dentro de Chesterfield, no se permitirá a Panamá la entrada de aves vivas ni productos o subproductos avícolas de ese estado, hasta que se restablezca la condición de libre influenza aviar según los parámetros de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y las directrices del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA).

La gripe aviar es origen de “muchas veces de padecimientos que van desde infecciones leves de las vías respiratorias hasta neumonía, choque séptico, síndrome de distrés respiratorio agudo o incluso la muerte”, explicó la Aupsa.

De acuerdo a los voceros de la entidad, se recabaron datos que especifican que este es el primer caso confirmado de influenza aviar H7N3 en aves comerciales en EE.UU. desde 2017 y que no se han detectado casos humanos con este virus, además de no existir problemas inmediatos de salud pública en esa región.

“Empero a los señalamientos, el cuerpo profesional de la Aupsa, procedió a realizar las pruebas e investigaciones correspondientes que avalen, el no recibo de tal mercadería en nuestro mercado y la sustentación de estar pendientes de la calidad de todo alimento que estemos importando”, dijo un comunicado.

La información fue entregada por el Servicios de Inspección Veterinaria y Fitosanitaria, APHIS, del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, USDA señalando además que los funcionarios estatales pusieron en cuarentena las instalaciones afectadas, y las aves en la propiedad fueron despobladas para prevenir la propagación de la enfermedad. Las aves del lote no ingresarán al sistema alimentario.

Publicidad