En Panamá se registran más de 300 fallecidos por COVID-19

Nimay González

El Ministerio de Salud de Panamá (Minsa) informó que para este miércoles 27 de mayo se contabilizan un total de 315 defunciones a causa del nuevo coronavirus, mientras que el número de casos confirmados se elevó a 11,728, de los cuales 281 son nuevos contagios.

Publicidad

La entidad detalla que del total de pacientes contagiados con COVID-19, 3,682 están en aislamiento domiciliario, otros 278 se mantienen hospitalizados en sala y 74 se encuentran en cuidados intensivos.

Por otro lado, se registran 7,379 pacientes que se han recuperado clínicamente.

Agrega que hasta la fecha se han realizado un total de 61,895 pruebas para detectar COVID-19, de las cuales 47,992 han resultado negativas. Además Panamá ha alcanzado las 14,467 pruebas por millón de habitantes.

En cuanto al número de casos según grupo de edad, indica que en menores de 20 años hay 1,150 casos; de 20 a 39 se registran 5,126 casos; de 40 a 59 hay 3,817; de 60 a 79 contabilizan 1,373; y en mayores de 80 años se registran 262 casos.

Mientras que en cuanto al número de muertes según grupo de edad, señala que en menores de 20 se registran 4 defunciones; de 20 a 39 contabilizan 23; de 40 a 59 hay 63; de 60 a 79 se registran 150; y en mayores de 80 hay 75 fallecidos.

El Minsa reitera a la ciudadanía que deben continuar manteniendo las medidas de uso de mascarilla, el lavado frecuente de manos y el distanciamiento físico, a fin de mitigar la posibilidad de contagios.

Por otro lado, informa que en el tema de salud mental, entre el 15 de abril al 25 de mayo, un total de 827 personas, principalmente muejeres, han utilizado los servicios brindados por el Instituto Nacional de Salud Mental (INSAM).

"El Minsa invita a la población a mantener estilos de vida saludables, el hacer ejercicios y actividades al aire libre (manteniendo las medidas sanitarias actuales recomendadas y el distanciamiento físico) también son un factor determinante para una buena salud mental. Igualmente dormir las horas reglamentarias y reforzar los lazos familiares, son parte de conductas saludables cuando se habla de higiene mental", señala.

Publicidad