La reactivación de obras de infraestructura pública están contempladas en el bloque 2 de actividades económicas que abrió este 1 de junio

Catherine Perea

Jorge Lara, presidente de la Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC) dijo que ese sector podría estar perdiendo alrededor de B/.30 millones diarios por la paralización de obras a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus COVID-19.

Publicidad

"Esta industria tiene un efecto multiplicador, entre proveedores, subcontratistas, contratistas generales, todos estamos involucrados y es una industria que aporta un diecisiete por ciento al PIB nacional", sostuvo Lara.

En ese sentido, Lara reiteró la solicitud que realizaron al presidente de la República, Laurentino Cortizo de definir cuanto antes cuáles son las obras de infraestructura pública que debieron reiniciar el pasado 1 de junio con la apertura del bloque 2 de actividades económicas.

De acuerdo con el Ministerio de Obras Públicas (MOP), están a la espera de la autorización del Ministerio de Salud (Minsa) para la reactivación de 29 proyectos.

"Sabíamos de ante mano que las obras públicas que iban a abrir eran las aprobadas por el Minsa, sin embargo las actividades permanecen cerradas, no tenemos definición, hemos hecho llamadas, consultas...esto crea incertidumbre", sostuvo Lara.

Lara también indicó que han solicitado reuniones con el ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, para explicar los encuentros que han sostenido con la banca local en materia de finanzas de obras.

Aseguró además que han capacitado a todas las empresas agremiadas en temas de salud e higiene para mitigar el contagio del virus.

Publicidad