En este hogar hay al menos 20 canes, y varios están delicados tras este envenenamiento intencional

Linda Batista

Incesantes son los casos de maltrato animal en Panamá. Esta vez, inescrupulosos asesinaron a al menos cuatro perros que estaban en un hogar temporal en Nuevo Emperador en Arraiján, tras darles de comer pollo envenenado.

En este hogar hay al menos 20 canes, y varios de ellos están delicados de salud tras este envenenamiento intencional.

Publicidad

"Pongámonos la mano en el corazón y paremos tanta injusticia... hoy fueron ellos, unos perros, mañana puede ser su familia, sus hijos", sostuvo la señora Nani García encargada del Albergue de animales rescatados "Los que no tienen voz".

El subcomisionado Dudley Steele, director encargado de la Dirección Nacional Ambiental Rural y Turística, indicó que junto al personal de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) realizan investigaciones para dar con los responsables.

Hace un mes, el 9 de septiembre, un gato fue asesinado tras recibir más de 30 impactos de balín. El responsable fue liberado tras su captura.

Los defensores de los animales, están a la espera de que se cumpla la Ley 70 del 12 de octubre de 2012, que trata sobre la prevención, erradicación y sanción por maltrato, abandono y los actos de crueldad en contra de los animales domésticos y la Ley 133 a través de cual se modifica y endurece las sanciones contra el maltrato animal.

Esta ley establece en su Artículo 15 que la muerte o lesión grave por actos de crueldad causados a un animal doméstico utilizado como mascota será sancionada según lo establecido en el Artículo 421 del Código Penal, el cual dicta que "quien, mediante actos de crueldad, cause la muerte o lesione gravemente a un animal doméstico será sancionado con penas de prisión de 2 a 4 años".

Publicidad