ESPAÑA Ocio -  3 de agosto 2015 - 19:09hs

Nunca rechaces una invitación a una birria

Muchos españoles se perdieron la oportunidad de echar una birria con Cristiano Ronaldo. Con barba, bigote, peluca y lentes, Cristiano se instaló en una concurrida plaza de Madrid, con un perro y una pelota de fútbol, y comenzó a hacer trucos con el balón, invitando a los transeúntes a jugar con él, pero era ignorado.

Incluso aprovechó para coquetear con algunas chicas, a las que pidió su número de teléfono, sin éxito. Transcurrió más de media hora hasta que unos jóvenes hicieron un par de toques y le devolvían la pelota.

Finalmente el astro del Real Madrid reveló su identidad ante un niño llamado Nicolás, a quien le regaló el balón autografiado. Una vez descubrieron que se trataba de Cristiano Ronaldo una muchedumbre lo rodeó.

El vídeo, que se viralizó, forma parte de una campaña para promocionar su línea de audífonos.

FUENTE: RI

En esta nota: