La OTAN se entrena para defender un país frío invadido por sorpresa

Dieciséis mil soldados de 16 naciones se alistan a participar en grandes maniobras de la OTAN en el norte de Noruega, anunció el viernes el ejército noruego, un ejercicio sin relación con la crisis en Ucrania.

Las maniobras multinacionales Cold Response (Respuesta Fría), la séptima edición desde 2006, buscan entrenar las tropas de la Alianza atlántica en combate en clima frío, bajo la mirada de observadores extranjeros, incluso rusos.

Previstas desde hace tiempo, no están relacionadas con la crisis actual en Ucrania que ha provocado las más fuertes tensiones entre Rusia y el Occidente desde el fin de la Guerra fría.

"Trabajamos en eso desde hace dos años", declaró a la AFP el teniente coronel Terje Bruoeygard, portavoz de Cold Response.

Según el oficial noruego, el ejercicio aire-mar-tierra verá la invasión de un territorio por un país ficticio del Norte "que no tiene nada que hacer allí" y la intervención, a petición del territorio invadido, del Sur.

El ejercicio reúne a 9.000 soldados noruegos y otros 7.000 provenientes de países de la OTAN (Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Canadá) pero también Suecia y Suiza, dos países no alineados.

Aunque el ejercicio se inicia oficialmente el viernes, las más importantes maniobras se realizarán del 12 al 19 de marzo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes