EEUU Economía -  29 de octubre 2015 - 11:06hs

EEUU: Pedidos de pagos por desempleo caen en septiembre

El número de personas que solicitaron ayuda por desempleo en Estados Unidos apenas subió la semana pasada y el promedio de solicitudes el mes pasado cayó a su nivel más bajo en 42 años.

El Departamento de Trabajo dijo el jueves que las solicitudes semanales subieron apenas 1.000, a una tasa ajustada por temporada de 260.000, un nivel históricamente bajo que indica que las empresas están eliminando muy pocos empleos.

El promedio para cuatro semanas, un índice menos volátil, cayó 4.000, a 259.250. Es la cifra más baja desde diciembre de 1973.

Los números indican que las empresas siguen lo suficientemente confiadas en la economía para retener a los empleados que tienen. El crecimiento se desaceleró considerablemente en el trimestre julio-septiembre, pero eso no desató amplios despidos, aunque algunas compañías grandes han anunciado que eliminarán empleos.

Las contrataciones son usualmente sólidas cuando las solicitudes de prestaciones por desempleo son bajas. Muchos especialistas esperan que los empleos aumenten tras desacelerarse en agosto y septiembre.

Aunque las solicitudes usualmente reflejan despidos, pueden bajar incluso si el nivel de despidos no cambia. Zach Pandl, economista para Goldman Sachs, dice que trabajadores despedidos tienden menos a solicitar prestaciones por desempleo cuando el mercado laboral es saludable que cuando hay una profunda recesión.

Eso se debe a que tienen más confianza en que podrán encontrar empleo. La tasa de desempleo está en 5,1%, su nivel más bajo en siete años, y las empresas han contratado a un ritmo sólido en los últimos tres años.

Antes de la Gran Recesión, que comenzó en diciembre del 2007, aproximadamente 75% de los despedidos solicitaron pagos por desempleo, de acuerdo con datos del gobierno. Esa cifra se disparó durante la crisis a más de 100%, lo que indica que algunos trabajadores despedidos presentaron varias solicitudes.

Con la recuperación de la economía, la cifra ha caído ligeramente por debajo de los niveles pre recesión, con apenas 70% de los despedidos solicitando esos pagos.

En esta nota: