AFP

La agencia británica de lucha contra el crimen, la NCA, anunció el viernes examinar la implicación de empresas británicas en el estrepitoso escándalo de blanqueo que afecta al banco danés Danske Bank.

"La NCA (National Crime Agency, ndlr) está al corriente de la utilización de empresas registradas en Reino Unido en este caso y trabaja en este momento sobre ese tema", declaró un portavoz de la agencia.

Publicidad

Según la misma fuente, "la amenaza que representa el recurso a estructuras británicas para el blanqueo de capitales está ampliamente reconocida y la NCA trabaja con sus socios en colaboración con el gobierno para limitar la capacidad de los criminales a utilizarlas con este fin".

Según el diario Financial Times, el primero que anunció la investigación de la NCA sobre este caso, las entidades británicas eran las segunda más representadas, después de las rusas, entre los clientes extranjeros de la rama estonia de Danske Bank.

Una auditora externa contratada por el banco examinó las cuentas de 15.000 clientes extranjeros no residentes en Estonia y detectó que por ellas transitaron 1.500 millones de coronas (200 millones de euros) entre 2007 y 2015.

Según la prensa, el blanqueo de capitales alcanzó los 150.000 millones de dólares (unos 129.000 millones de euros), procedentes de empresas vinculadas principalmente a Rusia y a la antigua Unión Soviética.

El caso está siendo investigado por la fiscalía financiera de Copenhague y por la autoridad danesa de mercados financieros.

Danske Bank anunció el miércoles la dimisión de su director ejecutivo debido al escándalo de blanqueo de dinero en Estonia. "Es evidente que Danske Bank no estuvo a la altura de sus responsabilidades", indicó el CEO, Thomas Borgen.

Publicidad