PIB de EEUU creció 33,1% en el trimestre julio-septiembre

AP

La economía de Estados Unidos creció a una tasa anual de 33,1% en el trimestre julio-septiembre, una cifra que es por mucho la mayor ganancia trimestral registrada, recuperándose de una caída épica en la primavera, cuando el azote del coronavirus cerró negocios y dejó a millones de personas sin empleo.

Sin embargo, la recuperación de la recesión más profunda desde la Gran Depresión de la década de 1930 está lejos de ser completa. El cálculo publicado el jueves por el Departamento de Comercio sobre el crecimiento del tercer trimestre significa que Estados Unidos recuperó apenas alrededor de dos tercios de la producción que se perdió a principios de este año, cuando la economía se paralizó con el confinamiento social y el cierre de restaurantes, bares y muchos minoristas.

Publicidad

El aumento del PIB en el tercer trimestre fue impulsado por un aumento récord del 40,7% en el gasto de los compradores. Los estadounidenses comenzaron a comprar nuevamente después del confinamiento de primavera, que causó una caída récord de 31,4% en el gasto de los consumidores, segmento que representa casi dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos.

La economía ahora se está debilitando nuevamente y enfrenta nuevas amenazas. Los contagios están aumentando. Las contrataciones han caído. El estímulo gubernamental se ha agotado. Sin más ayuda federal a la vista este año, Goldman Sachs ha recortado su pronóstico de crecimiento para el cuarto trimestre actual a una tasa anual del 3% desde el 6%.

El pronóstico de crecimiento del jueves es el informe económico más importante antes del día de las elecciones, después de una campaña que el presidente Donald Trump ha tratado de construir en torno a su historial económico antes de que golpeara la pandemia. Trump mantiene un apoyo público en general sólido por su manejo de la economía.

El PIB cayó 5% en el primer trimestre cuando terminó la expansión récord del país de casi 11 años y luego se desplomó un récord de 31,4% en el segundo trimestre, cuando gran parte de los negocios del país debieron cerrar.

Aunque la tasa de desempleo, del 7,9%, ha bajado significativamente desde el 14,7% al comienzo de la recesión pandémica, sigue siendo históricamente alta. Las contrataciones se han desacelerado durante tres meses consecutivos. A la economía todavía le faltan aproximadamente 10,7 millones de puestos de trabajo para recuperar los 22 millones que se perdieron a causa de la pandemia del coronavirus.

Publicidad