Buenos Aires Internacionales - 

Gobierno moviliza fuerzas seguridad contra bloqueo a refinerías

BUENOS AIRES ( AP ). El gobierno de Cristina Fernández ordenó el miércoles la movilización de las fuerzas de seguridad para despejar los accesos a refinerías de todo el país, que eran bloqueados por conductores de camiones que reclaman una mejora salarial y provocaron una escasez de combustible en todo el país.

En respuesta, ese sindicato anunció una huelga nacional que podría afectar no sólo el transporte de combustibles, sino también de alimentos y la recolección de residuos.

Este conflicto profundizó la fuerte disputa que mantienen en los últimos meses la mandataria y el líder de la principal central obrera del país, Hugo Moyano, quien también es la cabeza del poderoso gremio de los camioneros.

Los choferes que responden a Moyano iniciaron el martes por la noche un bloqueo de los accesos de las principales refinerías del país e impidieron la salida de camiones transportadores de combustibles luego de fracasar las negociaciones con la patronal por un aumento del 30% de sus salarios y el pago de un bono extraordinario de 700 dólares.

Con el correr de las horas, la protesta generó un desabastecimiento de combustibles en los principales centros urbanos del país y varios poblados de la provincia de Buenos Aires se quedaron sin gas.

Por orden de la presidenta Fernández, que a causa del conflicto adelantó su regreso de Brasil donde participaba de la cumbre Río + 20, se dispuso un operativo con distintas fuerzas de seguridad _Gendarmería, Prefectura y policías provinciales_ para garantizar el abastecimiento de combustible.

Como resultado de ese operativo, ocho camiones con 300.000 litros de combustible salieron el miércoles por la noche de una planta de YPF de la localidad de Laferrere, suburbio al oeste de la capital, dijo a periodistas el secretario de Seguridad, Sergio Berni.

No se informó de la situación en otras refinerías del país.

" Los camioneros están en todo su derecho a protestar pero el abastecimiento debe ser garantizado en beneficio de los 40 millones de habitantes ", sostuvo el funcionario.

En tanto que el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, anunció que el jueves presentará ante la justicia una denuncia penal contra Hugo Moyano por considerar su accionar como "injustificado" y violatorio de la ley.

Como reacción a la movilización de las fuerzas de seguridad y a la amenaza de una denuncia, Moyano anunció el miércoles por la noche una huelga de conductores de camiones de todo el país y una movilización frente a la Casa de Gobierno.

" Estamos cansados de que nos traten como esclavos. Nos niegan la legitimidad de los reclamos ", explicó el sindicalista al canal Todo Noticias.

" Van a parar todas las actividades, recolección de residuos, transporte de caudales y alimentos. En todo el país. Y seguramente se van a adherir otros gremios. Esto es lo que busca el gobierno ", agregó.

Moyano, hasta hace unos meses aliado incondicional de Fernández, reclama al gobierno que tome una serie de medidas para mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores en un contexto de una inflación del 25% anual.

En contrapartida la presidenta le pide a los trabajadores responsabilidad en sus reclamos en un contexto de crisis internacional, que según el gobierno afectará la economía del país.