Miami Internacionales -  12 de abril 2013 - 16:45hs

Hija de Payá llama a vencer el miedo en Cuba y agradece apoyo del exilio

Miami (EEUU), ( EFE ). Rosa María Paya, hija del fallecido opositor cubano Oswaldo Payá, afirmó hoy en Miami que la clave para derrotar el "totalitarismo" y la "represión" en Cuba es "vencer el miedo" y agradeció al exilio su respaldo a la campaña que lleva a cabo para que se investigue la muerte de su padre.

En una conferencia en el Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-americanos de la Universidad de Miami, defendió la importancia de desmontar "54 años de cultura del miedo y barreras", dijo que no cree que su padre muriera en un accidente de tráfico y definió el juicio del político español que manejaba el automóvil como un "teatro".

Payá, que se reunió hoy en una iglesia con representantes del exilio y defensores de los derechos humanos, subrayó que a su vuelta a Cuba impulsará la petición de un plebiscito para "cambiar la ley" y "garantizar algunos derechos" que abran un "proceso de transición" hacia la democracia, una iniciativa que cuenta ya con 20.000 firmas.

Este proyecto está ligado a la iniciativa denominada El Camino del Pueblo, un manifiesto en el que se defiende el "reconocimiento de los derechos de los ciudadanos, un diálogo, la reconciliación" de los cubanos y la celebración de "elecciones libres".

Sobre las extrañas circunstancias que envuelven la muerte de padre el pasado 22 de junio, expresó su convencimiento de que no se debió a un accidente de tráfico y mencionó el hecho de que el político español Ángel Carromero, quien conducía el vehículo accidentado, le dijo en su día que un vehículo les embistió por detrás.

"Le estoy muy agradecida (a Carromero) por decir públicamente lo que me dijo a mí y contar la verdad de lo que ocurrió", apuntó Payá, quien calificó el juicio celebrado en la isla de "teatro", al tiempo que señaló que ha contratado un bufete de abogados español para "presentar probablemente una denuncia" por la muerte de su padre.

"Nosotros todavía estamos pidiendo una investigación y que se aclaren los hechos", porque no damos "ninguna legitimidad a aquel teatro" que fue el juicio a Carromero, en el que la Justicia cubana le condenó por homicidio imprudente debido al exceso de velocidad.

Payá abriga la esperanza de que una comisión internacional independiente investigue las circunstancias de la muerte de su padre, que ofrece, en su opinión, muchos puntos oscuros.

En el juicio "no se hizo referencia a los informes preliminares de un capitán de la policía en los que decía que había un coche que viajaba en paralelo", como tampoco se mencionaron los mensajes de texto que enviaron los accidentados a Madrid y Estocolmo antes del fatal desenlace.

"Quedó demostrado que la Fiscalía cubana no pudo demostrar que viajaban a exceso de velocidad", algo que, además, su padre "nunca hubiera permitido" porque se "sabía perseguido y vigilado" siempre por agentes de seguridad del Estado.

Junto a Payá, fundador del Movimiento Cristiano de Liberación, falleció otro disidente, Harold Cepero, mientras que Carromero y el sueco Jens Aron Modig, presidente de la Liga Juvenil Cristianodemócrata, resultaron heridos.

Denunció también que, desde la muerte de su padre, la "intimidación directa" y "amenazas de muerte" contra su familia han arreciado.

"Temo por la vida de mi familia y su integridad física y responsabilizo al Gobierno cubano y a la Seguridad del Estado" de cualquier desgracia que pueda sucederles, advirtió.

FUENTE: Agencia EFE

En esta nota: