LÍBANO Internacionales -  22 de abril 2014 - 12:33hs

Insurgentes sirios temen que Homs caiga pronto

Los debilitados insurgentes sirios hacen su último y desesperado esfuerzo de resistencia en Homs, a medida que las fuerzas leales al presidente Bashar Assad lanzan su asalto más contundente para expulsarlos de esa ciudad central, otrora conocida como la capital de la revolución.

Algunos entre los centenares de atrincherados en la ciudad ya hablan de rendirse, según los activistas de la oposición en esa urbe.

Otros han preferido responder al asedio con atentados suicidas en distritos controlados por el gobierno. Algunos combatientes se han vuelto contra aquellos de sus camaradas sospechosos de querer desertar, empujándolos a la batalla.

"Creemos que Homs caerá", dijo un activista que usa el nombre de Thaer Khalidiya, en una entrevista por internet con The Associated Press. "En los próximos días podría caer bajo el control del gobierno".

La lucha por Homs resalta el empeño de Assad de desalojar a los insurgentes antes de las elecciones presidenciales fijadas ahora para el 3 de junio, con el propósito de dispersar a los insurgentes más al norte hacia sus rutas de abastecimiento junto a la frontera con Turquía.

Las fuerzas de Assad se han concentrado además en otros lugares. Han podido desalojar casi por completo a los insurgentes al sur de Homs entre la capital, Damasco, y la frontera con Líbano, interceptando importantes rutas de abastecimiento de los rebeldes.

Además, los insurgentes han capitulado en varias poblaciones en torno a Damasco tras bloqueos que causaron hambre y sufrimiento generalizados.

Homs, la tercera ciudad más importante de Siria, es un objetivo crucial. Está en el centro del país, a unos 130 kilómetros (80 millas) al norte de Damasco y liga la capital con Alepo, en el norte: la mayor ciudad de Siria y otro objetivo clave. Sin embargo, los insurgentes siguen controlando extensas áreas rurales en el norte y el sur, y se han consolidado junto a las fronteras con Turquía y Jordania.

"Una pérdida total de Homs sería un revés grave para la oposición", dijo Charles Lister, un estudiante becado del Centro Brookings Doha.

"Los militares han sostenido su atención en Homs precisamente debido a su importancia", dijo Lister. "Todo esto ha sido parte de una estrategia muy consciente de cercar, sitiar y capturar áreas de importancia estratégica", especialmente urbanas.

Durante más de un año, las fuerzas gubernamentales han sitiado a los insurgentes en varios distritos del centro de la ciudad, en torno a sus antiguos bazares.