GUATEMALA Internacionales -  22 de mayo 2014 - 16:15hs

Comisionada de la ONU insta a Guatemala a mantener su lucha contra impunidad

La Alta Comisionada adjunta de la ONU para los Derechos Humanos, Flavia Pansieri, aseguró hoy que Guatemala "no puede permitirse dar un paso atrás en la lucha contra la impunidad" tanto en "casos del pasado como del presente", tras finalizar una visita de cuatro días al país centroamericano.

Pansieri dio a conocer esta mañana en rueda de prensa las conclusiones de su gira por Guatemala, donde se reunió con el presidente Otto Pérez Molina, además del Ministro de Gobernación (Interior), Mauricio López Bonilla y el presidente del Parlamento, Arístides Crespo, entre otras autoridades.

La Alta Comisionada adjunta de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos destacó los "pasos sin precedentes" que Guatemala ha dado en la lucha contra la impunidad, "particularmente bajo el liderazgo de Claudia Paz y Paz".

"Preservar y dar continuidad a estos logros es una prioridad y confiamos en que el Estado en su conjunto así lo asuma", aseguró la alta comisionada.

La representante de la ONU informó de que culminaría su visita a Guatemala el jueves con una reunión con Thelma Aldana, recientemente nombrada como fiscal general del país en reemplazo de Paz y Paz, quien redujo los índices de impunidad de un 90 a un 70 por ciento durante sus casi cuatro años de gestión.

Pansieri también se refirió a su reunión con mujeres del departamento caribeño de Izabal, quienes fueron víctimas de violaciones a los derechos humanos durante la guerra interna del país, entre 1960 y 1996, y que dejó alrededor de 200.000 muertos y desaparecidos, según datos oficiales.

"Me ha afectado mucho su sufrimiento", reconoció la italiana, que instó a las autoridades guatemaltecas a no retroceder en su lucha contra la impunidad tanto de casos actuales como del pasado.

"Quienes sufrieron violaciones, ¿como podrían olvidar? Para llegar a la reconciliación hay que reconocer lo que pasó. Si hubo violaciones, hay que juzgarlas", expresó Pansieri, consultada acerca de una resolución recientemente aprobada por el Parlamento guatemalteco, en la que declara como "inviable" que ocurriera un genocidio durante el conflicto armado.

"Como le comenté al presidente del Congreso, preocupa que estas exhortaciones al Organismo Judicial afecten al principio de independencia e imparcialidad judicial", agregó.

La alta comisionada reconoció "avances importantes" en la lucha contra los altos índices de desnutrición que afectan al país, además de la promoción de la economía campesina por parte del gobierno de Pérez Molina y el fortalecimiento de la justicia especializada para atender la violencia contra las mujeres.

Pansieri también se refirió a la discriminación de la que son víctimas los pueblos indígenas en Guatemala, pese a que constituyen más de la mitad de la población de la nación centroamericana.

"Coincidimos con el presidente Pérez Molina en que la superación de la discriminación estructural y el racismo contra los pueblos indígenas es uno de los principales desafíos del país", señaló Pansieri.

Agregó que "ser indígena en Guatemala continúa implicando una negación de sus derechos en varios ámbitos".

Pansieri inició el lunes una gira de trabajo de cuatro días, invitada por el gobierno de Pérez Molina para conocer la situación de los derechos humanos que viven los casi 15 millones de guatemaltecos, en uno de los cinco países más violentos del mundo de acuerdo a la ONU.