Muchas de las víctimas, entre ellas mujeres y niño, habían huido de la ofensiva de los insurgentes. Foto/EFE

AFP

Al menos 28 personas murieron el viernes y 25 resultaron heridas en un atentado suicida con coche bomba seguido por la explosión de una bomba en la ciudad iraquí de Kirkuk (norte), informó Sabah Mohamd Amin, responsable médico en Kirkuk.

Muchas de las víctimas, entre ellas mujeres y niño, habían huido de la ofensiva de los insurgentes sunitas en las provincias vecinas y buscaban viajar a zonas más tranquilas del sur, añadió.

Publicidad

Un balance anterior situaba el número de víctimas en 13 muertos, incluidos dos niños, dos policías y cuatro mujeres, y 21 heridos.

El atentado con coche bomba golpeó un puesto de control en el sur de la ciudad controlada por los kurdos, seguido por la explosión de una bomba.

Publicidad

Aprovechando la retirada del ejército iraquí ante el avance de los insurgentes sunitas, las fuerzas kurdas tomaron el 12 de junio el control de Kirkuk, una localidad multiétnica disputada por los kurdos y el gobierno de Bagdad.

Publicidad

Publicidad