Al menos trece personas murieron este jueves y otras 35 resultaron heridas tras la explosión de un coche bomba. Foto/Archivo

EFE

Al menos trece personas murieron este jueves y otras 35 resultaron heridas tras la explosión de un coche bomba en un puesto de control en el acceso norte de Bagdad, informaron a Efe fuentes de la policía iraquí.

El ataque terrorista estaba dirigido contra las fuerzas de seguridad que estaban al mando del puesto de control localizado en el barrio de Al Kazimiya, de mayoría chií, en el norte de la capital iraquí.

Publicidad

Además de las víctimas mortales, la explosión causó un gran incendio que afectó a al menos quince coches de civiles que estaban aparcados cerca del lugar.

En otro suceso, nueve personas murieron, entre ellas tres niños, y más de cincuenta resultaron heridas hoy por la explosión de un coche bomba cerca de una mezquita ocupada por desplazados en la ciudad iraquí de Kirkuk, situada a 250 kilómetros al norte de Bagdad.

Publicidad

Ayer, al menos 32 personas murieron y otras 108 resultaron heridas en diferentes actos terroristas en la capital iraquí.

A los atentados contra objetivos chiíes y fuerzas de seguridad se suma actualmente la ola de violencia como consecuencia de los combates entre las fuerzas gubernamentales y los grupos insurgentes, entre ellos el radical Estado Islámico (EI), en varias partes de Irak.

Al menos 1.737 personas murieron y otras 1.978 resultaron heridas por actos de violencia y terrorismo en julio pasado en Irak, según datos de la misión de la ONU en este país, UNAMI.

Publicidad

Publicidad