KATMANDÚ Internacionales - 

17 muertos por avalancha en el Everest provocada por sismo

Una avalancha provocada por un gran terremoto en Nepal azotó el sábado una sección del campamento base de alpinismo del Monte Everest y provocó la muerte de al menos 17 personas, dejó 61 heridos y un número desconocido de escaladores y guías desaparecidos en otras rutas, dijo un funcionario el domingo.

Veintidós de los heridos más graves fueron trasladados en helicóptero a la localidad de Pheriche, el centro médico más próximo. Pero el mal tiempo y las comunicaciones estaban obstaculizando la salida de más helicópteros, dijo Ang Tshering, de la Asociación de Montañeros de Nepal.

La avalancha se originó el sábado en el Monte Kumori, de 7.000 metros (22.966 pies) de altura ubicado a unos kilómetros (millas) del Everest, ganando fuerza a medida que se dirigía al campo base donde expediciones de escaladores se han estado preparando para intentar llegar a la cumbre de la montaña en las próximas semanas, agregó.

Numerosos escaladores podrían haberse quedado atrapados en las rutas que llevan a la cima del pico más alto del mundo.

La avalancha — o quizás una serie de avalanchas escondida por una gran nube blanca — impactó contra una parte de campamento base, un asentamiento temporal habitado por escaladores, guías y porteadores, arrasando al menos 30 tiendas, dijo Tshering. Todos los fallecidos y heridos estaban en este campo.

Sobrevivientes describieron a través de servicios de mensajería en internet la escena de terror mientras la nieve y el hielo rugían en la cercana cascada de hielo Khumbu y llegaban al campamento.

Azim Afif, de 27 años y líder de un equipo de escalada de la Universidad de Tecnología de Malasia, dijo en una entrevista a través del servicio WhatsApp que su equipo estaba en una tienda de comidas esperando a almorzar cuando de pronto la mesa y todo lo que les rodeaba comenzó a temblar.

Cuando salieron al exterior, vieron "un muro de hielo viniendo hacía nosotros" y escucharon los gritos de los guías sherpa diciéndoles que corriesen para ponerse a salvo, escribió. "Pensamos en encontrar un lugar para escondernos y salvar nuestras vidas".

El pequeño grupo tenía previsto dormir todos juntos el sábado en una tienda grande "para asegurarnos de que si pasa algo, rodos estamos juntos", agregó Afif.

Sin embargo, los equipos de escaladores dispersos por el campo comenzaron rápidamente a trabajar juntos para buscar sobrevivientes.

Gordon Janow, director de programas de Alpine Ascents International, con sede en Washington, dijo desde Seattle que su equipo había salido ileso de la avalancha. Su primer objetivo era hacer frente a la devastación del campo base, agregó, y que después crearían nuevas rutas para ayudar a los escaladores atrapados por encima de la peligrosa cascada de hielo Khumbu. Ubicada justo por encima del campamento, es una ruta clave para llevar a la inferior del Everest.

"Todo el mundo está más o menos en modo de rescate, pero esto es diferente a un accidente de escalada independiente donde la gente puede ser rescata y trasladada a otra parte", dijo Janow.

El domingo por la mañana, autoridades dijeron que al menos 1.970 personas murieron en toda la región a consecuencia del sismo.

Las nacionalidades de las víctimas en el campo base no estaban claras y los escaladores describían caóticos intentos de tratar a los heridos entre el miedo a nuevos deslaves y replicas. Medios chinos dijeron que entre los muertos había un escalador chino y dos sherpas.

Dan Fredinburg, un ejecutivo de Google que se describía a sí mismo como aventurero, estaba entre los fallecidos, según confirmó el gigante de internet. Lawrence You, el director de privacidad de la empresa, publicó un comentario en la red diciendo que Fredinburg estaba subiendo el Everest con otros tres empleados de Google, que están a salvo. Fredinburg fue gestor de producto y director de privacidad de Google X.

Cientos de alpinistas —que van desde algunos de los más experimentados del mundo hasta los relativos novatos en costosos viajes guiados— intentan ascender a la cima del Everest cada año. Por momentos, cuando el clima es accesible, decenas de personas pueden alcanzar lo más alto en un solo día. Pero los fuertes vientos, el crudo frío, el terreno complicado y las enormes avalanchas pueden azotar la montaña sin previo aviso. Cientos de personas han muerto durante años en la zona.

FUENTE: AP